560 días después, el Real Madrid vuelve a un Santiago Bernabéu aún en construcción para jugar contra el Celta de Vigo - Prensa Libre

560 días después, el Real Madrid vuelve a un Santiago Bernabéu aún en construcción para jugar contra el Celta de Vigo – Prensa Libre

Esta remodelación la ha llevado a cabo el grupo blanco tras haber solicitado un préstamo de 575 millones de euros con un plazo de 30 años y un tipo de interés fijo del 2,5%. Esto supondrá un coste total de las obras, incluidos intereses, de 796,5 millones de euros.

Todo será muy diferente a este 1 de marzo de 2020 cuando el Real Madrid venció 2-0 al Barcelona con goles de Vinicius y Mariano Díaz.

La recepción del autobús del equipo, con miles de personas apiñadas, queda, de momento, en el recuerdo de un día en el que Cristiano Ronaldo regresó a la que fue su casa y, sin saberlo, asistió al último partido, el Santiago Bernabéu. como lo sabíamos.

A la vuelta del fútbol tras la parada provocada por la pandemia del covid-19, el Real Madrid decidió utilizar el Alfredo Di Stéfano como estadio para actuar como local con el objetivo de adelantar las obras de renovación de su bastión habitual que, 560 días después y aún inconcluso, afronta los últimos detalles para albergar un partido oficial.

Estos avances necesarios fueron, en primer lugar, la instalación del nuevo césped, traído desde Cáceres y fabricado por la empresa Tapiz Verde, que se utilizará hasta, en las fases finales de las obras, hacia finales de 2022, el césped retráctil. Es gracias a lo cual el estadio madrileño podrá cambiar de piel y albergar todo tipo de eventos para convertirse en un lugar multidisciplinar en el corazón de Madrid.

Ahora se trabaja en el montaje de los bancos, las porterías, los paneles de exhibición, los lonas que cubren las gradas inferiores por no estar disponibles para la instalación de los asientos y en la desinfección de las localidades que recibirán aproximadamente a 48 mil espectadores que Se medirá ante el Celta de Vigo, respetando el 60 por ciento de capacidad aprobado por Sanidad y Comunidades Autónomas a principios de este mes.

Para la compra de entradas, el Real Madrid ha establecido un proceso a seguir en el que han priorizado los abonados y los abonados en euros. Tras ellos, y desde ayer jueves 9 de septiembre, el resto de público que desee asistir puede ocupar su lugar.

Por supuesto, este proceso de venta online supone un gran problema para las personas, generalmente de edad avanzada, que no disponen de smartphone ya que el club especifica en el proceso de compra que «la entrada descargada en el móvil será la única. Documento de acceso válido para compras online ”.

Para los accesos, que se postergarán para cumplir con las medidas sanitarias, se activarán las nuevas torres aunque aún no presenten su estado final. Desde ellos se aprecia su estructura metálica y están equipados con rampas, escaleras mecánicas y ascensores.

También tienen una función arquitectónica ya que apoyarán, con las nuevas fincas, la cubierta que cubrirá el Santiago Bernabéu. El plan dice que la nueva cubierta protegerá todos los asientos con una estructura fija, mientras que la retráctil se extenderá hacia el campo.

Otra de las novedades más llamativas que podrán observar los aficionados es el derribo del edificio anexo que albergaba las tiendas y oficinas del club y que será sustituido por otro, integrado en la estructura del estadio y que contará con diez Niveles funcionales y tres subterráneos «. según lo especificado por el club en su sitio web.

Con más de un año de construcción por delante, que ahora sufrirá paros cuando el fútbol vuelva al Santiago Bernabéu, el Real Madrid se marcha a casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.