Minsa informa más de 100 infecciones diarias por covid-19

BCIE permitirá a Ortega administrar préstamo de $ 100 millones contra covid-19 sin supervisión de UNICEF

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) dejará de estar a cargo de la supervisión externa del proyecto “Apoyo a la implementación del plan de despliegue de vacunación y atención para covid-19 en la República de Nicaragua”, dotado con “ hasta $ 100 millones ”, aportado por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

El 2 de junio, Dante Mossi, presidente ejecutivo del mencionado banco regional, y José Adrián Chavarría Montenegro, viceministro de Hacienda y Crédito Público (MHCP), firmaron el contrato de préstamo 2278 en Managua por «hasta 100 millones de dólares». para implementar el proyecto, a pesar de las críticas dirigidas al gobierno de Daniel Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, por el manejo local de la pandemia.

La generosidad con la que el BCIE y otras entidades multilaterales se aprueban fondos para dictadura Ortega-Murillo, ha sido criticado por la falta de un verdadero estado de derecho en el país, que permita un seguimiento independiente del uso de los recursos, pero la noticia que habría un organismo de las Naciones Unidas responsable de supervisar el uso de los recursos, atenuó las críticas.

Todo esto cambió cuando la 190 edición del Diario Oficial La Gaceta, el 14 de octubre, publicó el Acuerdo Presidencial 177-2021, para incorporar en el préstamo 2278, la Resolución DI-141/2021, de la Junta Directiva del BCIE.

¿Quién supervisará el uso adecuado de los recursos?

En la práctica, esta decisión excluye a UNICEF, como entidad encargada de la supervisión externa del proyecto. Si bien DI-141/2021 nunca menciona que deja de lado a UNICEF, el Acuerdo Presidencial 177-2021 lo especifica explícitamente, sin especificar, sin embargo, quién será la nueva entidad seleccionada para implementar el componente de supervisión, dotada con ‘un fondo de $ 3,4 millones’.

La Resolución 141/2021 fue adoptada mediante el procedimiento de “votación sin citación”, realizado el 20 de septiembre y certificado un día después por su secretaria interina, Claudia María Castro Valle.

Según las definiciones acordadas, el objetivo del proyecto es «fortalecer la capacidad del sistema de salud, en la contención del covid-19 en Nicaragua, a través del apoyo a la plan de vacunacion desde grupos en riesgo, así como mejorar la capacidad de vigilancia y diagnóstico del virus ”.

Además, financia la compra de vacunas y suministros necesarios, que incluye mejorar la cadena de frío, el establecimiento del sistema de registro y control de vacunación y la compra de protección de equipos médicos, además de apoyar al Centro Nacional de Diagnóstico de Referencia, para el diagnóstico, control y vigilancia del covid-19 y otras enfermedades.

Según el Plan Global de Inversiones, el componente más caro es el de adquisición de vacunas e insumos, con un costo de $ 78,3 millones, seguido de un componente denominado «apoyo al proceso de inmunización», con $ 7,8 millones; “Ayuda de diagnóstico” (4,0 millones); “Supervisión y auditoría” (3,4 millones); “Inesperado y escalada” (6.2 millones), más $ 250,000 para la Comisión Fiscalizadora del BCIE.

Cuando se conozca la noticia CONFIDENCIAL solicitó información al servicio de prensa del BCIE, sin recibir respuesta a la solicitud hasta la hora de cierre.

La decisión del gobierno de Estados Unidos de incluir al titular del MHCP, Iván Acosta, en la lista de sanciones administradas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés, adscrita al Departamento de Hacienda), obligó a el régimen de Managua para transferir poderes administrativos al viceministro Chavarría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *