Chabelo ayuda a Luis de Alba con sus facturas médicas y no es la primera vez que muestra su amistad con este gesto - Prensa Libre

Chabelo ayuda a Luis de Alba con sus facturas médicas y no es la primera vez que muestra su amistad con este gesto – Prensa Libre

Xavier López, Chabelo y el comediante Luis de Alba han tenido una amistad durante años y han demostrado estar en las buenas y en las malas.

El pasado mes de septiembre, el comediante Luis de Alba sufrió un accidente en Monterrey en el que se rompió el fémur al caer de un escalón.

El artista necesitaba una prótesis. Esto hizo que el hijo de Alba publicara en redes que necesitaba apoyo financiero ya que la pandemia afectó la economía del artista.

De Alba también admitió haberse acercado a López para contarle sobre su situación, y aunque no pudo encontrarlo, Chabelo vio la manera de enviarle dinero para mantenerlo.

De Alba compartió que el gasto ronda los 4 millones de pesos (alrededor de Q1 millón).

De Alba también recibió el apoyo del médico Julio Ramos, quien lo ayudó a trasladarse a una ambulancia aérea desde Guadalajara y organizó un operativo gratuito. El programa Ventaneando publicó en un video que Ramos ha sido seguidor del comediante desde que era niño.

Pero ese no es el único apoyo que recibió. Carmen Salinas envió un giro postal de 50.000 pesos (Q20.000) y César Bono y otros artistas que colaboraron con el artista también apoyaron.

Parte de los objetivos de Pirrurris es recuperar, trabajar y ayudar a otras personas también en procesos que requieren operaciones y asistencia financiera.

Una fuerte amistad

En mayo pasado, De Alba dijo a los medios mexicanos que ya se había roto la cadera y necesitaba una costosa cirugía de emergencia.

Sin embargo, sin pedir nada, Chabelo declaró que no era necesario, que con gusto le prestaría a De Alba el medio millón de pesos que necesitaba (Q200.000).

los Pirruris Confesó en esta ocasión que si esta pandemia le dejó algo bueno, fue para volver a acercarse y estar más atento a sus amigos, como Xavier López, Chabelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *