Casi un mes de espera para una segunda dosis de Covishield que no llega

Claves para entender por qué Nicaragua está en la cola de vacunas

Los dos países más pobres del continente, Haití y Nicaragua, no han logrado ni siquiera vacunar al 10% de su población en los primeros nueve meses de 2021. Ambos países ocupan el último lugar en vacunación contra la covid-19 en América, con menos del 5%. de personas vacunadas con dos dosis, según cifras oficiales dadas a conocer por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Haití, que ha comenzado a vacunar a sus habitantes, logró vacunar a 25.579 personas con las dos dosis el pasado mes de julio. Mientras que Nicaragua, que inició las jornadas de vacunación en marzo, logró vacunar a 328.206 nicaragüenses, el 4,9% de la población.

Este porcentaje se aleja de la nueva meta propuesta por el mecanismo Covax, que propone que todos los países de la región logren vacunar al 40% de su población antes de fin de año. Para lograr este porcentaje, Nicaragua necesitaría al menos 5,3 millones de dosis y hasta el momento solo ha llegado a 2,3 millones de dosis recibidas, de las cuales ha aplicado 999,990, que se dividen en 671 784 primeras dosis y 328,206 segundas dosis.

“Es alentador ver que 26 países y territorios de las Américas ya han vacunado al 40% o más de su población, pero esta no es la realidad en todas partes. Seis países de nuestra región aún no han llegado al 20% de su población: estos son Jamaica, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Haití en el Caribe y Guatemala y Nicaragua en América central ”, dijo la Directora de la OPS, Carissa F. Etienne.

La vacunación en Nicaragua ha sido lenta, escasa, centralizada y politizada. Estas son algunas de las claves para entender por qué el país todavía está rezagado respecto al resto de naciones.

Días laborables lentos debido a la escasez de vacunas

La escasez de vacunas ralentizó los primeros días de vacunación, ya que se aplicaron principalmente las dosis administradas por Rusia, India y el mecanismo Covax.

Este último prometió enviar suficientes dosis a Nicaragua para vacunar al 20% de la población, pero en el primer semestre de este año solo pudo enviar un lote de 135.000 dosis de la vacuna Covishield. El retraso se produjo después de la decisión de India, donde se encuentra la planta que produce la vacuna, de suspender la exportación de productos orgánicos para resolver su propia crisis de salud.

Por este motivo, durante los primeros días de vacunación que se llevaron a cabo, entre marzo y junio de 2021, solo hubo 531.000 dosis de vacunas que se distribuyeron entre los pacientes mayores de 55 años con insuficiencia renal crónica, algunas de las personal de primera línea en salud, ejército, migración, policía y aduanas.

Del medio millón de vacunas disponibles durante este período, 190.000 dosis son parte de una compra inicial de la vacuna Sputnik V que el gobierno hizo con Rusia en mayo.

Nicaragua solo compra entre sus aliados

Según el «Proyecto Vacuna Covid-19» publicado por el gobierno de Ortega el pasado mes de enero, este año tenía previsto adquirir 7,4 millones de dosis de tres tipos de vacunas: Sputnik V, Moderna y AstraZeneca, a las que serían inmunes 3,7 millones de personas. , equivalente al 55% de la población.

Para la compra de vacunas, Nicaragua ha tenido 100 millones de dólares desde fines de abril, que fue entregado por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), y además de un fondo propio de 19,8 millones de dólares, que fue aprobado recientemente por la Asamblea Nacional, controlada por el partido gobernante.

Sin embargo, nueve meses después, solo se conocen 1,9 millones de vacunas rusas Sputnik V y 800.000 Sputnik Light, que en seis meses, de esa cantidad, solo un tercio de la compra llegó al país.

Asimismo, se conoce la adquisición de siete millones de vacunas cubanas: Abdala, Soberana 02 y Soberana Plus, las cuales no han sido aprobadas por organismos internacionales de salud, pero entre estas no está claro si es una compra o una donación. Aunque en julio pasado Cuba indicó que estaba en negociaciones de compra con Nicaragua.

No hay información pública que explique si Nicaragua ha tenido negociaciones con otras empresas farmacéuticas, además de Rusia y Cuba. Tampoco está claro por qué el gobierno de Ortega creó más fondos para comprar vacunas, cuando ya contaba con más de $ 100 millones para este propósito. Según Ortega, la escasez de vacunas en el país se debe al acaparamiento de los países ricos.

“Incluso con el dinero, no tenemos la capacidad para desafiar la compra de vacunas a países que tienen más dinero y pueden pagar más y mejor por esas vacunas”, dijo Ortega.

A pesar de esto, el resto de países de la región han logrado abastecerse de vacunas. El Salvador ya ha aplicado más de 7,8 millones de dosis, Guatemala más de 7,3 millones, Honduras más de 5,8 millones. Mientras tanto, Nicaragua apenas se acerca a superar el primer millón.

Las donaciones aceleran los días de vacunación

Los días de vacunación Covid-19 finalmente se aceleraron en septiembre luego de que Nicaragua recibió más de 1.3 millones de dosis donadas a través del mecanismo Covax. Tras la llegada de estas donaciones, Minsa pudo incluir a los mayores de 30 años en el grupo prioritario.

Este día fue el más importante organizado en el país, ya que abarcó más grupos de edad y dio lugar a líneas de kilómetros desde un día antes de comenzar a aplicar las dosis. Incluso había departamentos donde la población se alineaba incluso bajo la lluvia.

Se desconoce el progreso detallado de la inmunización en el país. Las autoridades no han indicado si toda la población que es un paciente crónico ya ha sido vacunada o qué proporción de la población vacunada por edad lo está.

Según Ortega, el plan de vacunación implementado en el país está enfocado a la población mayor de 30 años, y se esperaba que este año se vacunaran 2,8 millones de personas, menos de la mitad de la promesa original. Sin embargo, anunció que se vacunarán 2,1 millones de niños mayores de 2 años y adolescentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *