El mayor desastre lo provoca la ignorancia - Prensa Libre

Decisiones de la COP26 sobre cambio climático – Prensa Libre

Parece que el tema del cambio climático no es asunto del ciudadano común, el agricultor de la montaña, el ama de casa, el agricultor, el empleado, el empresario, el político o el representante de una ONG, pero lo es. nos afectará a todos de una forma u otra. Por eso, debemos estar informados que con tan solo un grado de temperatura que elevemos, la agricultura sufrirá y nos quedaremos sin comida, y sin vivienda, porque las mega tormentas están a la orden del día.

En el lado positivo, los gobiernos que participaron en la Convención Marco de Cambio Climático, realizada en la COP26 en Glasgow, que sirve como reunión de las partes del Acuerdo de París, asumieron un importante compromiso el 12 de noviembre asumido por EE. Estados Unidos y China para reducir el nivel de CO2 en la atmósfera. Sin embargo, el punto negativo es que no han logrado establecer los resultados que esperaban al intentar limitar el calentamiento global a 1,5 ºC. El objetivo establecido en el Acuerdo de París ya no es suficiente para mitigar la amenaza climática global.

¿Y cómo nos afectará esto? No solo se verán afectados la agricultura, la seguridad alimentaria, los bosques, los océanos, la criosfera y la protección de la diversidad biológica, sino nuevas enfermedades respiratorias de difícil control.

¿Y qué podemos hacer para protegernos? La reforestación es una de las grandes soluciones, porque los árboles secuestran carbono y, además, evitamos el deslizamiento de montañas enteras que a menudo entierra pueblos enteros. Otra medida es implementar la planificación del uso de la tierra para prevenir nuevos desastres en los sectores vulnerables y pobres.

A pesar de que en esta cumbre se reconoció el papel del multilateralismo en la erradicación de la pobreza, si no todos los sectores trabajan de la mano con urgencia, nada cambiará; por ejemplo gobiernos, iniciativa privada, cooperación internacional, universidades, sociedad civil y ONG. Con acciones tibias caeremos en un abismo precipitado. ¿Porque? Debido a que la oferta actual de financiamiento climático sigue siendo insuficiente, e incluso si las resoluciones de esta COP26 son correctas, su implementación llevará varios años. No hay tiempo y no podemos esperar hasta 2030 para salvar al Titanic que se hunde.

En la COP26, el Primer Ministro británico recalcó que solo nos queda un minuto antes de la medianoche, lo que significa que la sirena de alarma global ya había sonado antes de rendirse. A pesar de todo esto, creo que todavía hay poco tiempo para actuar y reducir el aporte global de carbono.

Evidentemente, nuestra supervivencia está en juego en estas cumbres, y como no vemos que los gobiernos mejoren el panorama, la iniciativa privada podría ser la clave en la implementación urgente de tecnologías limpias, gracias a las energías renovables, con objetivos netos cero (o netos netos). Zero), en lugar de centrales eléctricas de carbón o combustibles fósiles. Solo entonces los cambios se producirán más rápidamente. Sin embargo, algunas potencias mundiales están alcanzando estas alturas con los empresarios de la industria del petróleo, y aquí es donde fluye el dinero y el interés que perseguimos con los brazos cruzados.

Si no nos ponemos de acuerdo en la misma longitud de onda, si no nos apoyamos en los resultados que nos dan los científicos del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), si no escuchamos las necesidades de nuestros pueblos y si continuamos Todos con los brazos cruzados, no nos despertemos un día sorprendidos al ver que ya no estamos en un planeta que nos pueda cobijar para seguir con vida. No hay tiempo que perder.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.