El mayor desastre lo provoca la ignorancia - Prensa Libre

Desarrollo del país – Prensa Libre

En enero de 2018 Prensa Libre me contactó para invitarme a escribir una columna de opinión en este medio que acaba de celebrar su 70 aniversario. Pregunté y acepté el desafío. Empecé en marzo de ese año con el primer artículo, que me llevó unas seis horas escribirlo. Este primer año le pedí al teniente José Molina Calderón, columnista desde hace casi 40 años, que me hiciera el favor de ayudarme revisando cada artículo. Al final del primer año, me dijo que ya no necesitaba revisarlos. En un momento del año pasado, el teniente Molina Calderón me sugirió que escribiera un libro. Lo pensé y lo pensé hasta que me decidí a hacerlo. Hace trece días recibí de la imprenta los primeros mil libros de mi primer libro, al que llamé Country Development. Pude hacer esto gracias al gran apoyo de la persona que me aconsejaron contratar para hacer la edición, quien a su vez coordinó con un diagramador y un fotógrafo.

Decidí asumir el reto del libro, porque al escribir estos tres años y medio, me di cuenta de que muchos jóvenes y buena parte de los adultos carecen de conocimiento de las agencias estatales y sus instituciones e itinerarios claros sobre cómo desarrollar el país. . El libro tiene fines académicos. El libro ayudará al lector a comprender mejor cómo está organizado el país y cómo, en mi opinión, puede tener lugar un mayor desarrollo del país de manera sostenible.

Le pedí al Lic. Molina Calderón que redactara el prólogo, que lo presenta muy bien. El Lic Molina (Pepe) es el primo hermano de mi padre. Estudió economía en los 60 y yo en los 80. Fue el fundador de la Asociación para el Desarrollo de la Educación (Apde) en 1970, y por sugerencia de Pepe, mis padres me inscribieron en el colegio El Roble en 1971, cuando la primera escuela comenzó en Apde y de la cual me gradué en 1982.

La inversión en el libro es totalmente personal y sin ánimo de lucro. Lo he compartido en mis círculos cercanos a familiares, amigos, empresas, colegios profesionales y con determinados funcionarios públicos. Sin embargo, han sugerido que esté disponible en línea, por lo que pronto les haré saber cómo acceder al libro en línea.

He recibido varios comentarios de quienes lo leyeron parcialmente y algunos en su totalidad. El sábado 11 recibí un mensaje que literalmente comparto: ‘Muy buen libro, ya lo he leído en su totalidad, hay que guardarlo para consultarlo de vez en cuando. Tiene algunos conceptos muy importantes que conocer.

El miércoles 15 estaremos celebrando los 200 años de independencia que, debido a la pandemia, no se pueden celebrar como nos hubiera gustado. Es muy importante pensar en lo que nos falta para tener un mejor país. Sin duda, tiene que empezar porque aprendemos a respetarnos para poder dialogar e intercambiar ideas de esta forma y no insultarnos o denigrarnos por pensar diferente.

Para seguir construyendo el país, dependemos de nosotros mismos. Cada individuo es responsable de sus acciones y es el que lucha por seguir adelante. La familia como base de la sociedad es fundamental para mantener la unidad familiar y buscar una sociedad sana.

Debemos seguir auditando la gestión pública dadas las altas necesidades del país. Hoy en día, la salud pública es el mayor problema, pero no se puede ignorar que la educación pública requiere una transformación seria. El país necesita cambios en algunas leyes. La seguridad jurídica es fundamental para la inversión y para generar confianza en las instituciones del sistema judicial. No es fácil, pero se puede lograr.

¡Ánimo, Guatemala! ¡Sí, podemos desarrollar el país! Involcémonos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *