Diversión y comida para el orfanato (Día 9) - Prensa Libre

Diversión y comida para el orfanato (Día 9) – Prensa Libre

La familia de Don Francisco Ruiz visitó el Hogar Niños de Fátima, donde compartieron un refrigerio y se divirtieron decorando un delicioso cupcake.

Con Don Francisco estaban su esposa Estefany y sus hijas Daniela y Natalia. Esta familia busca cada año ayudar a las personas que tienen dificultades por determinadas circunstancias.

Este año han decidido conceder uno de los deseos de los guatemaltecos en 21 Happy Days.

Un niño decora uno de los cupcakes que regaló la familia Ruiz para conceder un maravilloso deseo en 21 Días de Felicidad. Foto de prensa gratuita

La idea de Don Francisco y Doña Estefany es inculcar valores a sus hijas y concienciarlas de las carencias que puede tener el ser humano para que aprecien lo que tienen y puedan tener la iniciativa de hacer el bien.

“Estamos muy agradecidos con Dios por esta oportunidad, esperamos poder volver a compartir e invitamos a todos a unirse a nosotros, porque es una bendición poder compartir un poco de lo que Dios nos ha dado”, dijo de Ruiz. .

Además, explicó que sus hijas prepararon un recambio especial y personalizaron las bolsas en las que empacaron dicho recambio.

Asimismo, Natalia y Daniela hicieron un cupcake para que cada niño lo decorara con diferentes toppings y nata montada.

Estefany de Ruiz asegura que luego de esta actividad siente su corazón lleno, “gracias a Dios por todo lo que nos da, además, inculco en mis hijas que es mejor dar que recibir”, agregó.

Dos grupos de niños

Cerca de 25 niños estuvieron presentes en la actividad, divididos en dos grupos, uno con los más pequeños (edad preescolar) y otro con niños de entre 5 y 10 años.

Los pequeños fueron los primeros en disfrutar de la actividad de la magdalena, con la ayuda de las niñeras y la familia visitante, descubrieron la magdalena y la decoraron a su gusto y estilo.

21 días de felicidad: comida y entretenimiento en el orfanato (día 9)
Este cupcake es una verdadera obra de arte, por eso fue decorado por un niño del Hogar Niños de Fátima para conceder un deseo en 21 Días de Dar Felicidad. Foto de prensa libre.

Parte de la diversión fue mancharse las manos mientras lo decoraba y su boca mientras se lo comía.

Los mayores también disfrutaron de esta actividad y crearon verdaderas obras de arte.

Este deseo concedido deja a Don Francisco, Doña Estefany y sus hijas Natalia y Daniela con la experiencia de una tarde única que nutrió su alma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *