El Alemán destinará 200 camas adicionales a pacientes de covid-19

hospitalizaciones por covid-19 en Nicaragua, 164 nuevos contagios de covid-19 en Nicaragua, observatorio ciudadano

El Hospital Alemán de Nicaragua (HAN) agregará alrededor de 200 camas para la atención de pacientes con covid-19, por lo que contará con un total de alrededor de 500 camas para este propósito. Mientras tanto, el hospital San Juan de Dios de Estelí ampliará las “habitaciones covid” a 200 camas; Actualmente tiene una ocupación de 110 pacientes con coronavirus.

La ocupación de camas en ambos hospitales es mayor que las disponibles durante la primera ola de covid-19, dicen. Esto confirma que el impacto de esta segunda ola es mayor; sin embargo, las autoridades sanitarias lo niegan.

Fuentes médicas y hospitalarias dijeron CONFIDENCIAL que a partir de este jueves 9 de septiembre, la HAN atenderá exclusivamente a pacientes con covid-19, por lo que ocupará por completo todas las áreas del hospital. Hasta el martes, había diez pacientes, con afecciones distintas al coronavirus, en una pequeña sala de observación.

“Se espera que la epidemia dure hasta diciembre. La situación es muy grave. Mucho más que el año pasado ”, subrayaron.

En este hospital, hay varios trabajadores de la salud que se han infectado con covid-19; incluso empleados de áreas administrativas y sociales. Ante la creciente demanda, se ordenó al personal alemán nicaragüense circular por todas las áreas con equipo de protección personal.

A partir de la semana pasada, la HAN informa la admisión diaria de al menos 50 pacientes con covid-19, y el número promedio de muertes por covid-19 ya es de 22 ciudadanos por día.

Calculan 200 muertos en Estelí

En el Hospital San Juan de Dios d’Estelí, estiman que el pasado mes de agosto fallecieron entre 150 y 200 pacientes por covid-19. Sin embargo, el Ministerio de Salud (Minsa) ha apoyado, desde octubre pasado, que en Nicaragua muere cada semana un ciudadano por el coronavirus.

Según fuentes, en este centro el número de hospitalizados ya supera los 110, por lo que las autoridades se preparan para ampliar su capacidad de acogida para más pacientes.

“Ya ocuparon por completo la sala de pediatría, donde estaban las puérperas (un espacio donde las mujeres se recuperan después del parto), y se están preparando para instalar hasta 200 camas”, explicaron las fuentes.

La tasa de ocupación de camas en este hospital ha aumentado en las últimas dos semanas. A mediados de agosto, tenían 50 pacientes hospitalarios, diez de los cuales estaban en la unidad de cuidados intensivos (UCI), utilizando ventiladores. Y como explicaron, ya el 60% del hospital se dedica al tratamiento de «pacientes covid».

«Se podría decir fácilmente que desde julio se han tratado entre 2.500 y 3.000 personas con síntomas, de leves a graves, de covid-19», dijeron.

También señalaron que las drogas ya se estaban acabando. Se ha pedido a varios familiares de «pacientes con covid» que compren midazolam y fentanilo, dos fármacos para uso intrahospitalario que no están disponibles en las farmacias y que se utilizan para administrar a los pacientes que serán intubados.

Esta es una situación ya observada en otros hospitales públicos, según explicaron los médicos entrevistados durante el programa Esta Semana. “Por ejemplo, se necesitan muchos medicamentos, especialmente en los hospitales que cuentan con unidades de cuidados intensivos, para mantener a los pacientes sedados para intubaciones y ventilación, estos medicamentos siempre serán insuficientes”, dijeron.

Otros hospitales también saturaron

Fuentes cercanas al Hospital Escuela Regional Santiago en Jinotepe dijeron CONFIDENCIAL que hasta el martes habían ingresado a unos 60 pacientes en el servicio respiratorio, y que solo en ese día se habían producido al menos diez fallecidos.

“El hospital ya quitó el baño de hombres para medicina interna, y ahora lo están ocupando como sistema respiratorio. Pretenden hacer lo mismo con el departamento de la mujer y trasladar a las pacientes al hospital San José de Diriamba ”, dijo una fuente.

Por su parte, el hospital Vivian Pellas de Managua sigue saturado de pacientes con covid-19. Según explicó, hasta el miércoles había alrededor de 28 pacientes ingresados, de los cuales al menos 10 están ingresados ​​en cuidados intensivos.

En Jinotega, el Hospital Victoria Motta continúa con un respiro completo y diariamente se registran las muertes. En la mañana del sábado 4 de septiembre se registraron al menos tres muertes de ciudadanos que provenían de diferentes comunidades de este departamento, según fuentes.

En Somoto, departamento de Madriz, la situación es similar. Los médicos independientes de la región informan de cuatro a cinco muertes por día. Y ante el creciente contagio, muchos médicos han recortado las horas para reducir la carga viral en los consultorios médicos.

“En consultas privadas, el 50% de las personas que llegan son por covid-19. Tantos médicos han decidido abrir solo por un tiempo, porque así no se convierte en un brote muy alto por la carga viral ”, explicó un médico de este municipio.

Asimismo, lamentó que, en esta zona, el virus afecte principalmente a comunidades rurales, donde los campesinos «apenas van al hospital», por lo que tienen mayor riesgo de morir.

“La semana pasada me llamaron desde Las Cañas, un pueblo de San Juan Río Coco, y la señora que me llamó me dijo que ‘esa semana murieron su hijo y otras seis personas’. Es un tsunami de muertes ”, aseguró el médico.