El auge internacional del carbón suspende al sector eléctrico en el país – Prensa Libre

El auge internacional del carbón suspende al sector eléctrico en el país - Prensa Libre

Los precios internacionales del carbón aumentaron de US $ 57,90 por tonelada métrica en agosto de 2020 a US $ 137,45 en agosto de 2021, un aumento del 137%. A fines del año pasado, fue de US $ 90,45; es decir, en ocho meses aumentó un 34%, según Platts International Coal.

El presidente de la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE), Rodrigo Fernández, respondió que con respecto al repunte del carbón, observó que hay dos situaciones que se consideran relevantes.

El primero se deriva de las restricciones por la pandemia, que limitan el volumen de suministro en algunos puertos de exportación de carbón. La segunda es que China obtiene carbón de diferentes lugares de Australia, donde tradicionalmente se suministraba.

Ambas situaciones han provocado un aumento de precios que impacta en el mercado mayorista del país por la cantidad de plantas disponibles que generan con este recurso; Sin embargo, la situación se da durante la temporada invernal, donde hay una mayor disponibilidad de recursos renovables que mitigan un posible aumento en el precio spot, dijo Fernández.

¿Afectará esto a las tarifas?

El spot es el precio de mercado de oportunidad: comprar y vender energía sin contrato. El promedio de enero a julio de 2020 fue de US $ 44,92 por MWh y en lo que va de 2021 se estima en US $ 62,56, un aumento de alrededor del 40%. Este mercado es utilizado por empresas o usuarios que no tienen contratos fijos o cuando el precio es inferior al del contrato como lo hacen las distribuidoras de energía.

El presidente de la Administradora del Mercado Mayorista (AMM) Édgar Navarro, explicó que por el momento la subida del precio spot no se atribuye al incremento del carbón, sino a que se ha tenido que llamar a otras plantas para reponer todas o parte de algunas plantas hidroeléctricas cuando no pueden producir como se esperaba debido a lluvias intermitentes.

Fernández agregó que la diversa matriz de que dispone el país le permite generar, por orden de mérito, con los recursos más económicos. En otras palabras, las estaciones generadoras se ordenan desde el precio más bajo hasta el precio más alto. Citó que a fines del invierno, en noviembre, comienza la cosecha, donde los molinos generan biomasa. Este recurso tiene un efecto mitigante porque reemplaza en parte la temporada seca la cantidad de producción hidroeléctrica que se da en invierno.

Las tarifas sociales y no sociales, vigentes para el trimestre agosto-octubre, reflejan los costos de producción de electricidad de abril, mayo y junio.

En el caso de Energuate, ya ha incluido algunos elementos de la situación de encarecimiento del carbón. «Pero tendremos que esperar a lo que efectivamente se ejecute en los contratos de compra que tienen el carbón como recurso, ya que, de acuerdo a lo que se indica sobre la disponibilidad de recursos renovables, esto evitaría cambios bruscos en los costos de producción», agregó. el presidente de la CNEE.

La Comisión, como organismo regulador, es responsable de analizar los costos y aprobar las tarifas sociales y no sociales por kilovatio hora.

Le puede interesar: Aumento de los productos básicos y la distribución, nuevas amenazas para los negocios

Estos precios pueden verse afectados si sube el spot, porque los distribuidores se abastecen a través de contratos con opción a compra. En otras palabras, un precio de proveedor se fija en el contrato, pero si el spot es menor, los distribuidores tienen la posibilidad de comprar en ese mercado, obteniendo así ahorros; siendo mayor, esta posibilidad se pierde.

Fernández explicó que la disponibilidad de recursos renovables, como centrales hidroeléctricas y biomasa, ayuda a predecir el fin de los efectos de las condiciones relacionadas con el carbón, que se estima a principios de 2022, cuando los precios se ajusten a las proyecciones disponibles.

Rafael Argueta, également directeur du CNEE, a déclaré dans une tribune du journal officiel que la hausse du charbon a été considérée avec inquiétude par ladite Commission, indiquant qu’il s’agit de l’un des combustibles les plus utilisés pour la production dans el país. Mencionó que en 2019 la producción con este recurso fue el 35,33% del total del país, mientras que las centrales hidroeléctricas aportaron el 33,1%.

De enero a julio de 2020, la producción de carbón fue de 20,37 y en el mismo período de 2021 fue de 26,78, siendo junio el mes más alto con un 37,8%.

A partir de este año, la capacidad de generación de energía a carbón es de 984 megavatios (MW). Entre estos, los más importantes son Jaguar Energy con 300 MW y el grupo de azucareras con 495 MW, que, en épocas de no cosecha, generan con este recurso y lo cosechan con biomasa.

Carlos Colom, expresidente de la CNEE, mencionó que las centrales eléctricas de carbón juegan un papel muy importante en Guatemala y han ayudado a estabilizar los precios de la energía en los últimos diez años, pero se espera que este año se observe el impacto que tienen en los precios de la energía con aumentos de precios internacionales. Hay otros cargos que se agregan al precio internacional, como la entrada al país o el flete.

Lea también: Por qué la oferta de ‘vivienda prioritaria’ sigue siendo escasa (y cómo es el precio de la oferta por metro cuadrado)

Las fábricas del país se abastecen de carbón de Estados Unidos y Colombia. Navarro dijo que las centrales eléctricas de carbón tienen un inventario a largo plazo que se compró a un precio más bajo que el actual. Aunque no mencionó cuándo podrían venderse y adquirirse a nuevos precios.

El precio del carbón también ha aumentado debido a la recuperación económica mundial, incluso en China, uno de sus mayores consumidores, después de varios meses de caída drástica debido a la contención de la pandemia del covid-19.

Además, al inicio de la pandemia, se informó que más del 40% de las minas de carbón del mundo estaban cerradas y la reapertura tomará un proceso de más de dos años.

Otro aspecto que incide en el mercado es la logística de transporte y flete, ya que los tiempos de espera para el transporte son más largos, también por el aumento de la demanda global de productos en general, mientras que en los puertos por protocolos para el coronavirus, se Existen restricciones sobre los volúmenes de bienes que se procesan, explicaron consultores en Guatemala.

  • China: conflicto geopolítico

Desde 2020, China ha dejado de comprar carbón a Australia, su proveedor tradicional, porque este último ha solicitado una investigación sobre el origen del COVID-19.

La solicitud, realizada sin consulta diplomática previa con Beijing, incluyó una investigación sobre el manejo de China desde el primer brote de coronavirus en la ciudad de Wuhan, informaron medios internacionales.

Mientras el país asiático luchaba por reactivar sus minas que suspendieron las operaciones al comienzo de la pandemia, fue necesario comprar a otros países proveedores como Indonesia y Rusia. Y Australia redirigió sus ventas a India. Sin embargo, estas acciones afectaron el precio en el mercado internacional.

China es casi autosuficiente en carbón coquizable, pero necesita carbón térmico para su industria metalúrgica, agregó.