El mayor desastre lo provoca la ignorancia - Prensa Libre

El banco de tres patas capaz de erradicar la corrupción – Prensa Libre

Una cultura basada en el fortalecimiento de los valores de los tres principales agentes del país lograría erradicar la corrupción en todas sus formas.

La corrupción no comienza, se reproduce y muere en el sector público. Nace, sobrevive y se trasciende gracias al compromiso entre el sector público y los demás; y esto es lo que está en el origen de una cultura social basada en la tolerancia a los diferentes niveles de corrupción que afectan significativamente la competitividad y el desarrollo económico del país y de la región.

El Estado, la sociedad civil y las empresas son los agentes que tienen en su poder la transformación social basada en la transparencia e integridad de cada cargo que representan. Una transformación que, de producirse, atraerá inversión extranjera, empleo formal y desarrollo económico sostenible.

Una de las claves para tener un país desarrollado son los valores que tienen los ciudadanos. Sin embargo, lo más importante de esto es que es una realidad en sus acciones y en la relación que tienen con los otros dos agentes. Si la sociedad civil fortalece sus valores y los transforma en sus acciones cotidianas naturales, estaría en un estado superior de desarrollo.

Por otro lado, cada día aumenta la presión sobre las organizaciones privadas, a nivel regulatorio, para luchar contra la corrupción interna. Hoy en el país existe un verdadero deseo empresarial de implementar culturas corporativas éticas, un deseo de fortalecerlas y asegurar su sustentabilidad. Los esfuerzos en esta dirección ya han sido notados por la Red local del Pacto Mundial de las Naciones Unidas a través de sus miembros. Las empresas que hoy forman parte de ella son un ejemplo en las industrias a las que pertenecen. Estos sustentan el compromiso de cumplir y aplicar lo manifestado por el Principio 10 y en el cargo que ocupan crean un efecto multiplicador con el que se vinculan. Sin embargo, somos conscientes de que si bien es cierto que hay organizaciones que son las primeras en emprender el camino de la Ética y la Transparencia, hay muchas otras que deben seguir el mismo para lograr una lucha eficaz contra la corrupción.

Su esfuerzo contribuye a culturas corporativas más transparentes y éticas; y también ofrece oportunidades globales para construir nuevos y mejores negocios. Pero, incluso si lo parece, lo anterior no es suficiente. El Estado, la sociedad civil y las empresas son los tres protagonistas de una realidad que todos queremos erradicar. Sin embargo, ante esta realidad que trasciende sectores, industrias, lugares y tiempos … el esfuerzo individual en la lucha contra la corrupción tiene el mismo efecto que su ausencia. Por lo tanto, la sinergia entre los tres ayudará a mantener un banco capaz de soportar el peso de la corrupción en el país.

El banco, sin una de las patas, es incapaz de hacer frente a la sustancia que resistiría si tuviera las otras. Si cada una de las piernas representara esfuerzos trabajados con un mismo objetivo y tuviera la unión crucial para lograr el resultado deseado, no habría peso ni sustancia capaz de romperlo.

La Red del Pacto Mundial Local hace un llamado a los distintos agentes para que ayuden a fortalecer el banco de tres patas que tanto necesita Guatemala para enfrentar juntos las adversidades que representa esta realidad. La Red considera que es sumamente importante que los esfuerzos sean compartidos y que conduzcan a un país unido por un mismo objetivo, capaz de sentar las bases de un banco que nos lleve a un mayor nivel de desarrollo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *