Estados Unidos cancela visas de otros 19 funcionarios nicaragüenses, incluidos funcionarios electorales y líderes de partidos políticos aliados

El CSE impone una campaña electoral «virtual»

El Consejo Supremo Electoral de Nicaragua (CSE) anunció este lunes la prohibición de las reuniones presenciales masivas en la campaña electoral, que se extenderá del 25 de septiembre al 3 de noviembre, debido a la pandemia del covid-19.

El CSE ordenó a los siete partidos contendientes y alianzas «evitar eventos masivos cara a cara« tratando de ganar votos para las elecciones legislativas del 7 de noviembre, en las que el presidente del país, Daniel Ortega, busca la reelección.

El tribunal electoral destacó que solo ellos darán permiso a «llamadas de hasta 200 personas« hasta una hora y media, siempre que siga las medidas que prevengan la propagación del covid-19, incluidos los signos de salud.

La autoridad electoral recomendó que los partidos den prioridad a «Mecanismos de difusión virtual, para dar a conocer de forma segura su plan de gobierno.«.

Prohibición de caravanas electorales

El órgano de gobierno también prohibió «hacer caravanas en autobuses, motos, turismos, turismos o cualquier otro medio de transporte«.

«Esta medida será de estricto cumplimiento para garantizar la salud y tranquilidad de las familias nicaragüenses.«adicional.

El CSE también recomendó que las personas de grupos en riesgo, sospechosos o confirmados de covid-19, mujeres embarazadas, niños y adolescentes, se abstengan de asistir a actividades presenciales.

Los partidos y alianzas que participan en la carrera electoral Estos son el Frente Sandinista de Liberación Nacional, el Partido Liberal Constitucionalista, la Alianza Liberal Nicaragüense, la Alianza por la República, el Partido Liberal Independiente, el Camino Cristiano Nicaragüense, así como el partido indígena Yatama (Hijos de la Madre Tierra, en el Miskito). idioma), este último con presencia solo en la región del Caribe.

Estas son las primeras restricciones de este tipo establecidas en Nicaragua para hacer frente al covid-19, que según los datos oficiales ha mostrado un repunte en las últimas semanas.

El Ministerio de Salud informó que Nicaragua ha acumulado 12,828 infecciones y 202 muertes por covid-19 desde marzo de 2020, con 675 nuevos casos confirmados entre los últimos 8 y 14 días, la cifra más alta desde que se reportó por primera vez el virus detectado en el país en siete días, según cifras del gobierno.

Contrastan con los de la red de médicos del Observatorio Ciudadano, que reporta 4.809 muertes por neumonía y otros síntomas vinculados al nuevo coronavirus, así como 26.252 casos de presunto contagio, dato que no es reconocido por las autoridades.

Mantiene el estado policial

Uno de los puntos de los lineamientos establecidos para la campaña electoral se refiere al control que ejercerá la Policía Nacional sobre la campaña electoral, en la que el principal brazo represivo del régimen será quien apruebe cualquier actividad proselitista de los partidos de oposición. . Así quedó establecido en las reformas electorales, el pasado mes de mayo, aprobado por la apisonadora adjunta del régimen, nombrada por el CSE en las elecciones de 2016.

“Las autoridades de seguridad ciudadana, de acuerdo con el mandato presidencial, aplicarán medidas para proteger y promover la salud, la vida, la tranquilidad, la convivencia y la paz, en nuestra bendita y siempre libre Nicaragua.«, cita el comunicado del CSE.

Este lunes 20 de septiembre las organizaciones de liberados y familiares de presos políticos llamaron a un «paro electoral» para el 7 de noviembre. “Llamamos a la población nicaragüense a sumarse al paro electoral del 7 de noviembre, nadie acude a las Oficinas de Recepción de Votaciones (JRV). Cada uno de nosotros puede denunciar que este proceso es fraudulento y que su resultado es ilegítimo ”, indica la carta que circulan las organizaciones.

Comité de Liberación de Presos Políticos de Nicaragua; la Unión de Presos y Prisioneros Políticos de Nicaragua; el Grupo Político Unido de Secuestrados; y la Organización de Víctimas de Abril son los grupos que firmaron el llamamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *