debate izquierda

El debate en las redes tras el 7N en Nicaragua

Los abusos del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, en Nicaragua, han obligado a la izquierda internacional a debatir en las redes sociales sobre su identidad – «¿qué es la izquierda hoy?» -Durante el día 7 de noviembre y los días posteriores a los votos falsos, según las intensas conversaciones seguidas en los relatos de la dirigencia de izquierda.

Las tensiones más significativas en las redes sociales han sido las lideradas por la izquierda en Chile, España, Brasil y El Salvador, y en menor medida en Estados Unidos. La conversación, que fue revelada en Twitter y Facebook, muestra a grupos de izquierda reflexionando sobre lo que significa (o no) ser de izquierda y otros intercambios más arraigados en dogmas antiguos.

Los enfrentamientos ideológicos se produjeron al ritmo vertiginoso que imponen las redes sociales. Fue un escenario de palabra hablada y palabra contestada.

En Chile y Brasil, los partidos de izquierda se apresuraron a emitir declaraciones separadas alabando al régimen de Ortega y Murillo por los votos, ampliamente descritos como una farsa, a cargo de un sistema electoral colapsado bajo el control de Ortega y la anulación de la política de competencia. (con el encarcelamiento de siete candidatos de la oposición) para borrar a Ortega de su cuarto mandato presidencial consecutivo.

Los textos de elogio no duraron mucho en las redes sociales, ya que los mismos dirigentes de estos partidos fueron los encargados de dejar claro a sus simpatizantes que los mensajes de saludo y celebración no habían sido previamente discutidos por los propios partidos políticos.

En Chile, el Partido Comunista celebró la farsa de Ortega y recibió de inmediato el rechazo del candidato presidencial Aprobar la Dignidad Gabriel Boric, con quien está en coalición. “En nuestro gobierno, el compromiso con la democracia y los derechos humanos será total, sin garantía de ningún tipo para las dictaduras y autocracias, quienquiera que las perturbe. Nicaragua necesita democracia, no elecciones fraudulentas ni persecución de opositores ”, Boric publicado en un tweet.

A él se unió una de las líderes más importantes del Partido Comunista de Chile, Camila Vallejo Dowling, quien ha utilizado Twitter y Facebook para sumarse al rechazo a Ortega. “Esta declaración no fue discutida ni resuelta por la dirección colectiva del partido. Condenamos las violaciones de derechos humanos en Nicaragua, Chile y en todo el mundo. Gabriel Boric será nuestro pdte. y será él quien marque la política exterior del gobierno de aprobación de la dignidad ”, escribió. Y también lo publicó en su muro de Facebook.

Algo similar sucedió en Brasil cuando el Partido de los Trabajadores (PT) también emitió un primer comunicado celebrando a Ortega. La declaración fue luego reprimida y también fue rechazada por la líder del partido Gleisi Hoffman: “Se envió un memorando sobre las elecciones en Nicaragua a la dirección del partido. La posición del PT frente a cualquier país es defender la autodeterminación de los pueblos, frente a injerencias externas y el respeto a la democracia por parte del gobierno y la oposición. Nuestra prioridad es discutir sobre Brasil con el pueblo brasileño ”, publicó en Twitter, pero no compartió nada en su muro de Facebook, que se centró en informar sobre la exitosa gira europea de Lula da Silva. El célebre líder brasileño le había recomendado previamente a Ortega: «No renuncies a la democracia».

La masacre perpetrada por el régimen de Daniel Ortega y el Estado policial que impuso en 2018 llevó a personas de izquierda, que anteriormente simpatizaban con la causa revolucionaria impulsada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), a cuestionar sus propios dogmas de identidad y muchos fueron liberado rápidamente. Otros no lo hacen.

En España, quien defendió la nueva izquierda que se está preparando en el país es Antonio Maillo, ex coordinador de Izquierda Unida Andalucía: «Nada más, Daniel Ortega», publicado en Twitter en referencia a las falsas elecciones. Aunque, según el tuit del Partido Comunista de España, se publicó: “El pueblo de #Nicaragua vuelve a golpear al imperialismo en las urnas. Felicitamos al Frente Sandinista (@lavozsandinista) y hacemos un llamado a la comunidad internacional a respetar los resultados ”.

Maillo, una de las grandes figuras de la izquierda española, agregó: “La pareja Murillo-Ortega es una caricatura de lo que fue la revolución sandinista. No fuerce el uso de mensajes de consumo a la izquierda. No son antiimperialistas ni hacen otra cosa que mantener el poder endogámico ”.

Desde Estados Unidos, las simpatías por el régimen de Ortega-Murillo vinieron solo de grupos de izquierda reconocidos como “tanques” antiimperialistas. Como el usuario nicaragüense @anarcopanda, exiliado allí, quien pidió no revelar su identidad por razones de seguridad, lo puso en un hilo largo: en la década de 1950. Se generó así una división política en el acuerdo internacional de izquierda entre quienes apoyaron la invasión y quienes lo condenó. El Tankie nunca reconocerá una «revuelta popular» dentro de un país que definen como «socialista». Perpetuando así los estereotipos racistas, de clase y sexistas de una multitud mayoritariamente pobre ”. Aquí está su hilo:

“La mayoría de las personas que leen los periodistas del tanque (que vinieron a apoyar a Ortega) son comunistas o socialistas fundamentalistas que apoyan a China, Siria, Rusia, Nicaragua, Venezuela, Cuba. Apoyan a cualquier país que se posicione como “antiimperialista”. Estos periodistas no pertenecen a ninguna organización de izquierda ni militante, ni hacen trabajo de base ni movimientos sociales, por lo que no forman parte de las conversaciones que aquí tienen activistas u organizadores de movimientos locales ”, dijo, informó @anarcopanda.

Y en El Salvador, la conversación de la izquierda estalló ante la declaración en la que el Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN) celebró a Ortega. “Felicitamos al soberano pueblo de Nicaragua por someterse a las elecciones y demostrar un verdadero partido democrático. Asimismo, saludamos al glorioso Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) al que le deseamos el mayor de los éxitos ”, publicaron en Twitter.

Y de todos los tuits que respondieron al FMLN, el del periodista y exdirector de El Faro Carlos Dada reveló la profundidad de la crisis de la izquierda salvadoreña. Dada escribió citando este tuit: “Algunos periodistas extranjeros me preguntan por qué falta @FMLNoficial. Ayuda a entenderlo ”.

Cuando decimos que «Ortega es abandonado por sus aliados», los nicaragüenses desconocen el tipo de «aliados» de la dictadura, y con estas conversaciones las historias políticas de cierto grupo de izquierda todavía aferrado a los dogmas de la dictadura. La dictadura vienen a la guerra fría, la lucha antiimperialista, que romantiza a la guerrilla (romantiza las armas) y no se preocupa por las violaciones de derechos humanos mientras prevalezca su ideología de izquierda.

En todas las conversaciones anteriores, la izquierda más dogmática apunta a la otra izquierda más dialogante con nombres con los que escuchan insultarlos: «tibios», «traidores», «dulces», «salieron de cafetería» y «salieron de caviar» los llamaron. .

Los abusos de Ortega y Murillo sirvieron para quitar la máscara del régimen autoritario que practica la brutalidad como política. Limita con la misma izquierda internacional. Algunos miembros de la izquierda internacional se han pronunciado antes de condenar al régimen desde 2018. Otros necesitaban comprender la magnitud de la cifra de 355 asesinatos de civiles por ejercer su derecho a la protesta social. Algunos ya han visto venir desde el frente la angustia dinástica de la familia Ortega. Otros todavía creen en la historia de la propia casa familiar de Ortega que su «lucha contra el imperialismo». Por eso Ortega arroja carbón al fuego del antiimperialismo, para no quedarse solo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.