El mayor desastre lo provoca la ignorancia - Prensa Libre

El Gulag de Guatemala – Prensa Libre

Me alejo de comentar los entresijos de la situación política actual, cada día más compleja y controvertida. Más bien, quiero abordar el tema del sistema penitenciario nacional; la violación de los derechos humanos y las interrelaciones con nuestro sistema de justicia.

Es necesario comentar sobre la crueldad de la prisión preventiva, con sus frías e impersonales estadísticas y medidas; basta decir que en marzo de este año, de los 25 mil 71 privados de libertad, 12 mil 398 se encuentran en prisión preventiva. Es decir, para vergüenza del sistema penitenciario y de nuestro sistema de justicia, la mitad de la población está cumpliendo condenas con todo y el derecho constitucional a la presunción de inocencia, violando su humanidad con salvaje desprecio.

Hemos escrito ; Ellos estudiaron ; puntiagudo; ellos acusaron La barbarie de nuestro infame gulag ha sido denunciada por muchas voces con todo tipo de énfasis y enfoques. Seguimos siendo los mismos. Nada cambia. Hay un endurecimiento esclerótico de la justicia absolutamente indiferente al sufrimiento diario de estas decenas de miles de «presuntos inocentes». Y mientras esto sucede, la Defensoría del Pueblo, la Defensoría del Pueblo obligada, despliega una actuación inaceptable e inapropiada, tal y como establece su mandato de «investigar y denunciar las conductas administrativas que perjudiquen los intereses de las personas y las afecten a las violaciones de los derechos humanos»; “Emitir censura pública por actos o conductas contrarias a los derechos constitucionales”. Y el mandato más relevante para el caso en cuestión: «Promover acciones o recursos legales o administrativos, en su caso». «

Hay una superpoblación de más del 300 por ciento. Las condiciones son típicas de los campos de concentración, con condiciones tan inhumanas que rayan en la desesperación del suicidio. 12.398 personas se encuentran detenidas ilegalmente, desfigurando derechos constitucionales como la presunción de inocencia y los criterios para la aplicación objetiva de la declaración de medidas alternativas, en lugar de la prisión preventiva, que debe ser excepcional y no debe convertirse en una norma general, tal como se implementa actualmente en juicios públicos de alto perfil y muchos otros con infracciones leves. Por ello, la presunción de inocencia tiene como medida subrogada un fundamento racional, que, a efectos prácticos para la sociedad y para el propio preso, es la opción más deseable y la más acorde con la ley.

El «riesgo de fuga» es una mala excusa. Existen instrumentos para poder controlar y monitorear a las personas a las que se dictan medidas alternativas. Desde el arresto domiciliario, el uso de brazaletes electrónicos, la firma periódica en los registros judiciales hasta fianzas de considerable valor son algunos de los elementos de los que dispone el juez para asegurar la medida alternativa.

En mayo de 2021, el 30 ° período de sesiones de la Comisión de Prevención del Delito y Justicia Penal, «el Grupo de Amigos de las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos», también conocido como las «Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de Los presos «Nelson Mandela», acogieron con satisfacción el lanzamiento de la nueva «Posición común del sistema de las Naciones Unidas sobre el encarcelamiento». Concluye: “La reforma penitenciaria y el tratamiento de los delincuentes como prioridades urgentes para la justicia y el estado de derecho; y como parte integral del compromiso con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible ”. ¿Qué espera el Mediador de la máxima autoridad de derechos humanos?

“El fiscal de derechos humanos es un comisionado del Congreso de la República para la defensa de los derechos humanos garantizados por la Constitución. Es el momento de exigir rendición de cuentas y el fiel cumplimiento de su mandato.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *