El volumen de la cosecha y el aumento de precios favorecen a los exportadores de este cereal - Prensa Libre

El volumen de la cosecha y el aumento de precios favorecen a los exportadores de este cereal – Prensa Libre

La cosecha de café está llegando a su fin en Guatemala y según resultados preliminares estarán disponibles para la exportación 4,4 millones de quintales de oro, además de que los aumentos de precios en el mercado internacional también favorecen al sector.

En promedio, el precio actual es de 184,85 dólares EE.UU. por quintal de grano.

La influencia de las condiciones climáticas en varios países productores es una variable que pesa mucho para la próxima cosecha en términos de volumen, producción y precio, señaló Juan Luis Barrios, presidente de la Asociación Nacional del Café (Anacafé), al realizar una pandemia. evaluación poscosecha.

El año cafetero finaliza el 30 de septiembre y el nuevo ciclo productivo se inicia el 1 de octubre, con perspectivas estables.

Clausura de este año

Las cifras de Anacafé indican que al 8 de septiembre se habían exportado 4.434.000 quintales para el año cafetero 2020-21, contra 3.976.000 para la cosecha 2019-20, es decir, un crecimiento de 458.000 quintales.

Las estimaciones indican que el indicador podría aumentar a los pocos días del final de las cosechas y el gerente destacó que los productores han mostrado resiliencia y fortaleza en este período, impactados por la emergencia sanitaria.

Mejora de precio

Una de las mejoras notables que detectó Anacafé en este ejercicio fue el aumento de precios en el mercado internacional y Barrios comentó que se superaron los US $ 817 millones en divisas por exportaciones de granos, frente a los 625 millones de dólares de la cosecha anterior. La diferencia supera el 25%, equivalente a aproximadamente US $ 192 millones.

Anacafé, registró un precio de exportación promedio de US $ 184 el quintal, frente a los US $ 157 de la cosecha anterior, y este comportamiento tiene una explicación en el contexto internacional: “Viene primero por una sequía y luego por una helada . en varias zonas de producción de Brasil, lo que afectó su cosecha; como ha habido una caída significativa en la producción, el precio ha aumentado ”, dijo Barrios, señalando que en esta ocasión esta situación benefició a los productores nacionales.

Lea también: Este sector también enfrenta costos adicionales de hasta un 30% debido a la crisis de los contenedores

Recordó que la pérdida de producto brasileño no puede reemplazar la calidad del grano guatemalteco, sin embargo, el precio en la Bolsa de Valores de Nueva York – contrato C – no reconoce estas diferencias.

Sergio Mazariegos, Coordinador de la Comisión Diferenciada del Café de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), explicó que el año cafetero ha sido interesante, especialmente por el alza del mercado, ya que ha impulsado las estadísticas de exportación. «Solo por el precio, ya ha mejorado mucho y habrá una mejor respuesta», dijo.

Perspectiva de precios

Si bien el sector ve una mejora en los precios de los granos en el mercado internacional, también espera que reflejen movimientos a la baja, pero están asociados a las condiciones climáticas.

Las estimaciones preliminares de exportaciones serían del orden de 4 a 4,2 millones de quintales para la próxima cosecha.

Consultado sobre la evolución de los precios, el presidente de Anacafé se muestra cauteloso y declara que al menos para la cosecha 2021-22, los valores del quintal de café «podrían mantenerse relativamente estables» en torno a los US $ 180 a $ 190 US, con la expectativa de que «puede ser un poco más», que es un respiro.

Según él, estos precios reflejan la realidad de los productores en el sentido de las distintas calidades del grano nacional y el nivel de riesgo que corren los productores ante fenómenos climáticos como el que sufre Brasil.

Los análisis climáticos de Anacafé indican que se está estudiando un posible efecto Niña para este último trimestre del año, que podría generar lluvias adicionales y causar daños a los cultivos, como sucedió en el año pasado, con las tormentas Eta e Iota que azotaron el sector agrícola, recordó Barrios. .

Mazariegos agregó que las condiciones climáticas fueron favorables, “pero estamos en septiembre, octubre y noviembre y se esperaría que no haya distorsión climática en Guatemala, ya que esto podría afectar los rendimientos y la superficie.

Nadie controla la variable climática, enfatizó.

En cuanto a los precios para la próxima cosecha, Mazariegos podría estar por encima de los US $ 150, aunque en los últimos días se han producido cierres de hasta US $ 190 para envíos en diciembre de este año.

Barrios explicó que, dependiendo de la recuperación acelerada o lenta de las cosechas en Brasil, para la cosecha 2022-2023, los precios podrían comenzar a bajar.

Te puede interesar: ¿de dónde crees que saldrán los recursos para financiar el presupuesto del Estado 2022?

En cualquier caso, para la cosecha 2023-24 y asumiendo que no existen otras molestias naturales para Brasil, Vietnam o Colombia, es muy probable que se perciba una nueva caída de los precios.

«Dependemos de la naturaleza y su régimen de lluvias y monitoreamos el clima para que no afecte negativamente», señaló el presidente de Anacafé.

Fortalecer los mercados

En cuanto a los mercados, Barrios, aclaró que los tradicionales se están fortaleciendo y que el grano se envía a Estados Unidos, Canadá, algunos países europeos, fuera de Asia, donde hay un crecimiento constante de la demanda de Corea del Sur, Taiwán y el Pueblo. República de China, que compra el equivalente al 2% de las exportaciones.

Además, en colaboración con el Ministerio de Relaciones Exteriores, se promueve el café guatemalteco en nuevos mercados como Turquía, Emiratos Árabes Unidos (especialmente Dubai) y Australia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *