familiares de detenidos, Nuevo Chipote, rehenes electorales

Familiares de presos políticos temen que los vuelva a aislar

Familiares de los 36 presos políticos detenidos en el marco electoral denunciaron que las autoridades de la Dirección de Asistencia Legal, conocida como «nuevo Chipote», no les permitieron ver presos a sus familiares, a pesar de que —Durante las audiencias celebradas— las autoridades judiciales ordenaron que se les permitiera ser visitados.

Peltier Barahona, hermano del preso político Suyén Barahona, explicó que el juez a cargo del caso de su hermana permitió «visitas regulares», según le dijo su abogado después de la audiencia inicial. Pero cuando fue a verla al «nuevo Chipote», los agentes le negaron el acceso «con el argumento de que iban a entregar un horario que aún no habían establecido».

A los cercanos a Suyén, «lo que nos interesa es que nos den acceso regular a ella y que podamos asegurarnos que sus complementos alimenticios le lleguen», dijo Barahona.

La mayoría de estos presos políticos han sido detenidos y aislados hasta por 90 días. Mientras tanto, sus familiares asumieron que estaban en el «nuevo Chipote» porque la policía les recibió agua y medicinas, pero no les brindó ninguna información. Fue hasta la última semana de agosto que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo permitió la única visita que tuvieron.

Ana Lucía Álvarez, hermana de Tamara Dávila y sobrina de Ana Margarita Vijil, aclaró que su familia acudió al «nuevo Chipote» en diferentes momentos, pero allí «se niegan a ejecutar estas decisiones judiciales». Nos dicen que no tienen información, que nos lo harán saber ”.

A Álvarez le preocupa que la Policía vuelva a instalar «La política de aislamiento y aislamiento» contra los presos políticos, porque Tras la única visita concedida, los ciudadanos «se encontraron con la idea de que ya no estaban aislados».

«SOS» de German Lesther

El lunes, la Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN) también lanzó un «SOS por la salud física y el estado psicológico» del preso político Lesther Alemán, preso desde principios de julio pasado, aislado y acusado del delito de «conspiración para atentar contra la integridad nacional». ”.

La organización estudiantil lanzó su llamamiento tras conocer que «las autoridades de la Dirección de Asistencia Jurídica han pedido a los familiares que incauten un medicamento para tratar los síntomas de mareos o vértigo, sin receta».

«Hemos disparado una segunda alerta SOS sobre el deterioro del estado de salud física y psicológica del joven, requiriendo una atención médica adecuada e independiente, con la aplicación de medicamentos que se tratan bajo prescripción médica a través de prescripción médica», dijo AUN.

AUN ya había emitido un primer SOS el día 9 por la salud de Alemán, cuyo estado calificó de «grave y preocupante, tras intensos interrogatorios, torturas psicológicas y casi inexistente comunicación con sus familiares y amigos. Sus abogados».

La madre de Alemán, Lesbia Alfaro, solicitó que su hijo fuera atendido por un médico, luego de enterarse de que era «flaco», con problemas para ponerse de pie, hambre y aparentes signos de deshidratación, a- declaró.

Alemán se encuentra preso en la llamada “nueva prisión de Chipote”, junto con otros 35 líderes opositores y profesionales independientes, incluidos siete candidatos presidenciales, capturados en una ola de detenciones en relación con las elecciones del 7 de noviembre. en el que Ortega busca otra reelección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *