Familiares visitan a otros ocho presos políticos en el «nuevo Chipote»

Familiares visitan a otros ocho presos políticos en el "nuevo Chipote"

El miércoles 1 de septiembre, el régimen de Ortega permitió que los familiares de otros ocho presos políticos visitaran a sus familiares, por primera vez desde su detención en el complejo policial Evaristo Vásquez, conocido como el «nuevo Chipote». Los líderes opositores Hugo Torres, Víctor Hugo Tinoco y Suyén Barahona; los líderes jóvenes Lesther Alemán y Max Jerez; el exdiputado Pedro Joaquín Chamorro; el banquero Luis Rivas; y el chofer de la candidata presidencial Cristiana Chamorro, Pedro Vásquez, fueron visitados durante unos 30 minutos.

Torres, general retirado, y Tinoco, exvicecanciller, son los fundadores del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), ahora llamado Unión Democrática para la Renovación (Unamos), del cual Barahona es el exlíder. Los tres cumplieron 80 días en prisión el miércoles..

Vázquez y Rivas, presidente ejecutivo del Banco de Producción de Nicaragua (Banpro), han cumplido 78 días de prisión. Chamorro Barrios, director del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), Tiene 68 días desde que fue secuestrado de su casa. Alemán y Jerez pasaron 58 días detenidos. Estos últimos son los únicos a los que el fiscal, controlado por el régimen de Ortega, no ha acusado formalmente en los tribunales.

Los recorridos comenzaron el martes. Ese día, once presos políticos finalmente vieron a un familiar, luego de más de 80 días de detención. Las líderes opositoras Violeta Granera, Tamara Dávila, Dora María Téllez y Ana Margarita Vijil; el empresario José Adán Aguerri; el exdiputado José Pallais; y los candidatos presidenciales Juan Sebastián Chamorro, Arturo Cruz y Félix Maradiaga, así como los ex trabajadores de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCh), Walter Gómez y Marcos Fletes, también recibieron una visita de alrededor de 30 minutos.

En el caso de los candidatos presidenciales Juan Sebastián Chamorro y Félix Maradiaga, miembros de su familia y su equipo de abogados denunciaron haber sido sometidos a «torturas psicológicas» y audiencias judiciales secretas, realizadas en la madrugada, en el «nuevo Chipote».

Aislamiento e incapacidad para broncearse

La Alianza Universitaria Nicaragüense emitió un comunicado, tras confirmar la visita de Max Jerez y Lesther Alemán, refiriéndose a las condiciones de los líderes estudiantiles. En el comunicado, manifiestan estar delgadas y pálidas, pero han asegurado a sus seres queridos que han recibido las drogas. También confirmaron que no habían podido reunirse con sus abogados.

El comunicado de prensa señala que, al igual que los casos de Maradiaga y Chamorro, los líderes estudiantiles también sufrieron violencia psicológica. “Max Jerez estuvo 40 días completamente aislado, mientras que a Lesther Alemán no se le permitieron horas de sol. Ambos han sido sometidos a intensos y recurrentes interrogatorios ”, dice parte del comunicado.

Acusaciones del fiscal

Barahona, Torres, Tinoco y Rivas fueron imputados el lunes pasado por la Fiscalía nicaragüense por el delito de «conspiración para atentar contra la integridad nacional».

En el caso de Chamorro Barrios, fue imputado por los presuntos delitos de mala administración y malversación y retención. Fue procesado el martes 24 de agosto. El mismo día, Vázque fue acusado de sFue colaborador necesario en el delito de blanqueo de capitales, en el caso contra la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCh), de la que Cristiana Chamorro fue la expresidenta.

Todos los cargos fueron admitidos en audiencias preliminares secretas, a las que no tuvieron acceso los defensores de los imputados, según abogados y familiares de presos políticos.

Los abogados señalaron que los procesos investigativos y judiciales están marcados por fallas, como el hecho de que no se les permitió reunirse con sus clientes ni acceder a expedientes.

35 detenidos y 27 acusados

Desde finales de mayo, el régimen arrestó a 35 líderes de la oposición, incluidos siete candidatos presidenciales para las próximas elecciones de noviembre, en las que el presidente Daniel Ortega buscará la reelección. De estos detenidos, 31 se encuentran en las celdas del «nuevo Chipote» y cuatro se encuentran bajo arresto domiciliario.

De estos 35 presos políticos, 27 ya han sido acusados ​​oficialmente por la fiscalía. Los últimos fueron los periodistas Miguel Mora y Miguel Mendoza, y la ex primera dama María Fernanda Flores, quienes fueron imputados este lunes por el presunto delito de «conspiración para atentar contra la integridad nacional».

La semana pasada, los candidatos presidenciales Juan Sebastián Chamorro, Arturo Cruz y Félix Maradiaga fueron imputados por el delito de «conspiración»; el exdiputado José Pallais; el ex presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri; Miembros de la Unión Nacional Azul y Blanco (UNAB), Violeta Granera y Tamara Dávila Rivas; los dirigentes de Unamos, Ana Margarita Vijil Gurdián y Dora María Téllez; el politólogo Manuel Orozco Ramírez, director del Centro de Migración y Estabilidad Económica en Washington, Estados Unidos.

La Fiscalía también amplió la acusación contra Cristiana Chamorro Barrios, por los delitos de apropiación indebida y retención indebida, que agrega presunto blanqueo de dinero, bienes y activos y mala gestión. El candidato presidencial tiene 91 días de arresto domiciliario.

En la causa contra la FVBCh también fueron imputados los ex trabajadores Walter Gómez, Marcos Fletes, Ana Elisa Martínez Silva, Emma López, Guillermo Medrano y María Lourdes Arróliga.

La Fiscalía también acusó, en el mismo caso de Chamorro Barrios, a su hermano Carlos Fernando Chamorro Barrios, Director de CONFIDENCIAL y Esta semana, que el régimen acusa de blanqueo de capitales, aunque no tiene vínculo económico con la FVBCh. El periodista rechazó el juicio político como un intento de silenciar a la prensa independiente.