Congreso incapaz de modernizar legislación - Prensa Libre

Generando valor ambiental para la sustentabilidad – Prensa Libre

Nuestro planeta se encuentra, sin duda, en un proceso de desertificación, deforestación, pérdida de biodiversidad y calentamiento global provocado por la humanidad. Un indicador que resume nuestro uso de los recursos naturales es la huella ecológica, que nos permite medir y analizar el consumo de la naturaleza que implica la forma actual de generar riqueza. Esto significa que traduce en cifras la superficie biológica productiva necesaria para producir recursos (alimentos, energía, materiales) y absorber los desechos de un individuo o una empresa. Por lo que podemos percibir, utilizamos alrededor del 39% de los recursos naturales más que los que ofrece el planeta.

En Guatemala, los análisis de la dinámica de la cobertura forestal para el período 2010-2016 (año del último registro) arrojaron una pérdida bruta de bosques de 680.566 hectáreas y para ese año había un área de 3.574.244 hectáreas cubiertas de bosques, equivalente al 33%. del territorio nacional, cifra preocupante, porque si la tendencia es considerar los problemas ambientales, sociales y económicos por separado, están intrínsecamente vinculados, ya que los costos de los impactos sobre los ecosistemas pesan sobre poblaciones que no son responsables de ellos o se difieren para el futuro. generaciones, además de que los efectos nocivos de esta degradación empeoran las condiciones de vida de las comunidades rurales y de escasos recursos económicos, contribuyendo al agravamiento de las desigualdades, siendo, en ocasiones, la principal causa de pobreza y conflicto social.

Con el fin de promover respuestas y soluciones globales a estos problemas, nació el Pacto Mundial de Naciones Unidas, que es un llamado a la acción para que las empresas definan, propongan y ejecuten estrategias de desarrollo sustentable para nuestro sector de actividad, con el fin de minimizar el impacto social. e impactos ambientales derivados de nuestras acciones en cuatro áreas: derechos humanos, normas laborales, medio ambiente y lucha contra la corrupción.

La hoja de ruta para promover la sostenibilidad en estas cuatro áreas son, por tanto, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que marcan los objetivos que, como país, debemos alcanzar mediante la promoción de iniciativas específicas que beneficien al medio ambiente y a la sociedad, teniendo en cuenta las variables de desnutrición, pobreza, equidad de género, promoción de la salud, inclusión, energías limpias, conservación de la biodiversidad, reducción del cambio climático, mantenimiento de ecosistemas y promoción de alianzas, ya sean interempresariales, intersectoriales o público-privadas, que permitan que su alcance sea sostenible en el tiempo, y completo, al servicio de todos los interesados ​​desde su propio campo de actuación.

En Guatemala, la Red local del Pacto Mundial se ha convertido en un espacio en el que las empresas integrantes aprenden e intercambian buenas prácticas, al tiempo que se promueven alianzas entre empresas y organizaciones para impulsar el desarrollo de nuestro país; sin embargo, se hace poco esfuerzo si las empresas no se unen. Por eso los invitamos a ampliar la Red, porque estamos convencidos de que la empresa es, sin duda, una de las instituciones sociales más importantes y con mayor poder para incidir en lo económico, natural y social, y que mientras seamos más Como empresas comprometidas con actuar de manera ética, transparente y responsable, construiremos realidades más justas y humanas para todos.