Guatemala podría tener 200 muertes diarias por covid-19 en noviembre, proyecciones de la Universidad de Washington - Prensa Libre

Guatemala podría tener 200 muertes diarias por covid-19 en noviembre, proyecciones de la Universidad de Washington – Prensa Libre

Para el 1 de noviembre, Guatemala podría reportar alrededor de 200 muertes diarias por coronavirus, según una proyección de la Universidad de Washington. En el peor de los casos, el número de muertes por día podría superar las 400 por día.

Para esa fecha, la entidad académica pronostica que el país podría declarar un total de 19.299 personas muertas por covid-19.

Durante esa fecha se reportaría el mayor número de muertes diarias desde que se presentó el primer caso positivo en Guatemala, según el análisis de la Universidad de Washington.

Gracias a una metodología matemática, el equipo de investigadores estimó que, en el peor de los casos, el número de muertes por día llegaría a 474 por día; mientras que si la tendencia continúa, podrían ser 201 muertes por día.

En el escenario más alentador, en el que se mantiene el uso universal de la máscara, se producirían 161 muertes diarias.

Guatemala podría matar a 200 personas al día en noviembre, según proyecciones de la Universidad de Washington. (Foto de prensa gratuita: https://covid19.healthdata.org)

El mayor número de casos activos se alcanzaría el 8 de octubre y se estima en 76.000.468 casos, incluidos los no diagnosticados. Aunque en el peor de los casos podría ser 180.394 y en el más optimista sería 60.303.

Caso de coronavirus
Los casos activos en Guatemala podrían superar los 76.000 en noviembre, según estimaciones de la Universidad de Washington. (Foto de prensa gratuita: https://covid19.healthdata.org)

La cifra más preocupante, sin embargo, es el acumulado de muertes por el virus que terminaría el año: un total de 23.633, con una probabilidad de aumentar a 31.824.

El porcentaje de población vacunada con un régimen completo sería apenas del 14%, mientras que el 27% ya ha recibido la primera dosis.

Los datos se pueden ver aquí.

Se necesita una acción urgente

Alicia Chang, infectóloga de la Asociación Guatemalteca de Enfermedades Infecciosas (Agei), advierte que el panorama podría ser caótico y el gobierno debe tomar medidas más drásticas para evitar tragedias.

“Empezamos a tener presencia de la variante delta, que es más transmisible. El nivel de contagio va en aumento. La única forma de revertir esto sería vacunar a más personas y discutimos la necesidad de cerrar el país. Se debe evitar que las personas salgan durante al menos dos semanas y solo se debe permitir que se vacunen. Muchos países tuvieron que hacerlo ”, dijo Chang.

El profesional de la salud considera que hasta que el Gobierno no tome una acción más agresiva, muchas personas tienen la percepción errónea de que la situación está bajo control, cuando en realidad ocurre lo contrario.

Por su parte, el infectólogo Iriz Cazali afirma que no hay duda de que cuanto más se apliquen las restricciones, más se controlará la pandemia. En este sentido, advierte que se debe considerar un toque de queda más prolongado, impulsando una vez más el teletrabajo, evitando los encuentros culturales y deportivos y reconsiderando el regreso a las clases de los alumnos.

Asimismo, considera urgente que exista una vigilancia estricta para que no haya aglomeraciones en el transporte público, ya que se han observado buses abarrotados sin distanciamiento social.

“En este momento, estamos en una escalada de positividad y las mediciones deben volverse más rigurosas y más largas. Las nuevas variantes tienen hasta seis veces más replicación ”, advierte el profesional sanitario.

Karin Slowing, del Data Lab, advierte que las medidas que anunció el gobierno en estado de calamidad no tienen como objetivo detener la pandemia.

“De las 10 de la noche a las 4 de la mañana (hora actual del toque de queda), no hay nadie en la calle. Las medidas gubernamentales tienen otros objetivos. Usan la excusa de la pandemia para restringir las libertades. Esto es preocupante porque si quisieran contener la enfermedad, tendrían que usar otra estrategia ”, explica Slowing.

El camino para contrarrestar la pandemia ha sido claro desde el año pasado y necesariamente implica mejorar el seguimiento de los casos y acelerar la vacunación, explica Slowing.

El escenario es alarmante si se considera que en Guatemala ya se han reportado cuatro variantes del coronavirus para las cuales existe evidencia de que son más transmisibles. Estos son delta, alfa, gamma y beta, como se confirmó Prensa Libre el jefe del Laboratorio Nacional de Salud, César Condé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.