La epidemia de Covid-19 afecta a iglesias católicas y evangélicas

rebrote de covid-19 en Nicaragua

El repunte de las infecciones y muertes asociadas con el covid-19 durante el último mes ha tenido un impacto en los clérigos de las iglesias católica y evangélica. En agosto pasado, se registró que al menos cinco sacerdotes murieron por síntomas relacionados con el coronavirus y nueve más se infectaron con la enfermedad.

Entre los religiosos fallecidos el mes pasado se encuentran: Julio César Melgar, de la Diócesis de Estelí; Uriel Sandi, párroco de la Iglesia de la Inmaculada en el distrito de Altagracia, en Managua; Julio de los Santos Dávila, párroco de la parroquia Monte Tabor, en Managua; Francisco Valdivia Lazo, párroco de San Juan Bosco y director de Cáritas en el norte de Nicaragua; y Dámaso Suazo, vicario de la parroquia de San Juan Bautista en Muy Muy, Matagalpa.

Desde marzo de 2020, que inició la pandemia, hasta agosto pasado, se han conocido públicamente las muertes de al menos 15 religiosos de la Iglesia Católica que presentaban síntomas asociados al covid-19.

Según datos proporcionados por fuentes cercanas a la Arquidiócesis de Managua, en las últimas cuatro semanas al menos nueve religiosos en la provincia eclesiástica de Nicaragua han sido contagiosos, entre ellos el cardenal Leopoldo Brenes, quien al parecer ha respondido públicamente favorablemente al trato. que recibe, después de haber dado positivo por covid-19.

La diócesis de Matagalpa publicó este viernes, a través de sus redes sociales, una invitación pidiendo a los feligreses católicos que ofrezcan «oraciones, rosarios, rosarios a la Divina Misericordia y otras oraciones», del padre Luis Alberto Hernández, párroco de San José de Matiguás, quien se encontraba hospitalizado. ”. La carta no especifica si el religioso por el que están pidiendo oraciones tiene síntomas relacionados con el covid-19; Sin embargo, fuentes cercanas a la diócesis indicaron CONFIDENCIAL que el sacerdote tiene síntomas asociados con el coronavirus.

Más de 200 pastores evangélicos murieron por covid-19

El reverendo Norman Marenco López, quien encabezó el Consejo Nacional de Pastores Evangélicos de Nicaragua (CNPEN), informó que más de 200 pastores han fallecido por síntomas relacionados con el covid-19 desde el inicio de la pandemia, según un informe del portal web. Nicaragua está investigando.

“Hemos tenido no menos de 200 muertes desde el inicio de la pandemia, la gran mayoría son de la denominación más grande del país, estamos hablando de la Asamblea de Dios”, dijo el reverendo Investiga a Nicaragua.

Agregó que entre los diferentes religiosos existe «una mala concepción de la fe», que de alguna manera pudo haber generado una especie de relajamiento de las medidas implementadas para evitar la propagación del covid-19. «Una cosa es tener fe en Dios porque sabemos que él es nuestro sanador, pero Dios también nos ha dado el entendimiento para saber qué es bueno y qué es malo», dijo.

La CNPEN, según el informe, reúne a alrededor de 1.200 pastores a nivel nacional y cuenta con 130 juntas directivas, organizadas en los distintos municipios del país.

Las iglesias evangélicas y católicas, aunque no han cerrado sus templos, han cancelado sus tradicionales actividades masivas para evitar el contagio. En agosto pasado, la Arquidiócesis de Managua canceló la tradicional procesión en honor a Santo Domingo de Guzmán. El 1 de septiembre, Pedro Pablo Rojas, Superintendente de las Asambleas de Dios de Nicaragua, informó que como iglesias evangélicas decidieron suspender todas las actividades masivas que realizan cada septiembre en conmemoración del mes de la Biblia.

Multitudes en los días de vacunación

Sin embargo, se siguen registrando y promocionando multitudes de personas en el país. El régimen de Daniel Ortega anunció a través de medios oficiales que para este fin de semana estaban previstas 4.500 actividades «económicas, turísticas, culturales, recreativas y deportivas», a pesar de la epidemia que advirtieron médicos independientes y organizaciones de la sociedad civil en Nicaragua.

En los centros de vacunación designados por el Ministerio de Salud (Minsa) se pudo observar durante este fin de semana a cientos de personas que no mantuvieron una distancia de al menos un metro, una medida que fue impulsada por organismos internacionales de salud para evitar el contagio.

En el hospital Manolo Morales, donde aplicó la segunda dosis de la vacuna covid-19 el sábado, se encontró que cientos de personas hacían cola para vacunarse. Sin embargo, algunos no usaban máscaras y nadie mantenía la distancia entre las personas.

L’Observatoire citoyen Covid-19 a averti qu’au cours de la semaine du 26 août au 1er septembre, il y avait eu une augmentation de 97% des décès par pneumonie ou suspectés de coronavirus, représentant 191 nouveaux décès, 94 de plus que la semana. Además, señaló que el número de contagios también aumentó en un 37%, registrándose 1.088 nuevas infecciones sospechosas por covid-19, o 292 más que en el período anterior.

Monitoreo independiente ha llamado a la población nicaragüense, dado este aumento en el número de infecciones y presuntas muertes por covid-19, a «Mantener una cuarentena voluntaria durante el mes de septiembre para salvar todas las vidas posibles”.