Los cancilleres de la UE debatirán las próximas elecciones en Nicaragua

Los cancilleres de la UE debatirán las próximas elecciones en Nicaragua

Los cancilleres de la Unión Europea (UE) discutirán, en una reunión en Luxemburgo el lunes (18 de octubre), cuál debería ser la respuesta más «apropiada» de los 27 a las elecciones nicaragüenses del 7 de noviembre, dijo una fuente el viernes, señalando » probablemente habrá una negativa a reconocer el resultado «.

Las elecciones en Nicaragua se llevarán a cabo en un contexto donde se encuentran presos los principales opositores del presidente Daniel Ortega, acusados ​​de «traición».

“La idea es tener una discusión preliminar entre ministros sobre cómo debería reaccionar la UE después de las elecciones. Qué debemos hacer ante el claro giro autoritario del régimen que vemos en Nicaragua ”, dijo la fuente.

“Tenemos una idea clara de lo que va a pasar. Básicamente, a la oposición no se le permitirá participar en las elecciones y está claro que todo se prepara para una votación que no será ni libre ni democrática ”.

Ante esta situación, luego de las elecciones «probablemente habrá una negativa a reconocer el resultado porque no representará la voluntad de los nicaragüenses», dijo la misma fuente.

Lo que discutirán en la reunión.

Sin embargo, la fuente evitó especificar si los ministros considerarían ir más allá y aprobar nuevas sanciones contra el régimen de Ortega-Murillo. “No puedo decir nada porque dependerá de la discusión. Después de las elecciones, será el momento de centrarse más en ella.

Otra fuente diplomática admitió que la UE se prepara para responder «con una serie de medidas» al «fracaso» de las elecciones, que se celebrarán en un contexto de «represión contra la oposición y los medios de comunicación».

En cualquier caso, confiaron en intentar «evitar efectos negativos en la región centroamericana», que la UE considera «muy importante».

Los 14 sancionados

La UE extendió el pasado lunes por un año las sanciones que aprobó en 2019 contra funcionarios del régimen de Ortega que países europeos consideran responsables de violaciones o abusos de derechos humanos, represión a la sociedad civil y a la oposición.

Desde la creación de este marco legal, la UE ha sancionado a un total de 14 figuras del régimen, entre ellos la Vicepresidenta y Primera Dama, Rosario Murillo; uno de los hijos del matrimonio presidencial, Juan Carlos Ortega Murillo; el presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras Cortés; la presidenta del Tribunal Supremo, Alba Luz Ramos Vanegas; el asesor presidencial para asuntos económicos, Bayardo Arce Castaño, y la procuradora general, Ana Julia Guido Ochoa.

A ellos se suman los jefes de policía: el director de la Policía Nacional, Francisco Díaz, así como Luis Alberto Pérez Olivas, Justo Pastor Urbina, Ramón Avellan, Fidel Domínguez Álvarez y Juan Antonio Valle Valle. La lista de sancionados la completan el estrecho colaborador de la pareja presidencial, Néstor Moncada Lau, y la exministra de Salud, Sonia Castro.

La UE de 27 miembros justificó la extensión de las sanciones alegando que el gobierno nicaragüense ha «acelerado la represión, proscribiendo a los partidos de oposición y organizaciones de la sociedad civil y encarcelando a opositores políticos, académicos, periodistas y otros ciudadanos sin el debido proceso».

Ninguno de los sancionados puede entrar en territorio de la UE y todos los activos que tienen en la UE también han sido congelados.

Este artículo fue publicado originalmente en español en Confidencial y traducido por Havana Times.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *