Caricatura del día |  rechazado

Los usuarios informan sobre la pandemia

Solo hace falta sentir el olor a flor de muerto en las redes sociales nicaragüenses donde los usuarios están narrando su dolor ante el constante fallecimiento de familiares, en clara desobediencia ciudadana frente al silencio que quiere imponer el régimen sobre la afectación de la covid-19 en el país.

Los usuarios de las redes sociales no dan por sentadas las cifras que propone el gobierno porque su propia realidad les dice lo contrario: son sus propios familiares y amigos los que están muriendo, durante este pico alto que ha alcanzado la pandemia. Y es por eso que desobedecen, y recurren a las cifras e información que brinda el Observatorio Ciudadano que pide una cuarentena voluntaria para frenar el avance de la pandemia que azota al planeta. El lo hizo :

Es una mortalidad que se observa a diario en el largo río de Twitter, la red social que más usan para llorar el dolor que sienten, despedirse de sus familiares y amigos fallecidos, advertir mejor a sus seguidores, cuidarlos y recibir condolencias . Alors que le réseau social Facebook est davantage utilisé pour publier des avis de décès et des avis de décès, et pour partager des affiches dans lesquelles des mesures de prévention sont recommandées : port de masques, distanciation physique, ne pas assister aux réunions et aux foules , por ejemplo.

Así como la pandemia en todo el mundo ha cambiado la forma en que las personas se despiden de los muertos y expresan su luto, los nicaragüenses están inventando sus formas de disculparse desafiando la censura gubernamental que oculta los datos reales de los fallecidos.

Maneras de simpatizar

Entre las formas de expresar el duelo, los usuarios de las redes sociales utilizan todas las posibilidades de interacción que ofrecen estas herramientas:

Ayuda colectiva y solidaridad: Se registran las solicitudes para comprar o rellenar tanques de oxígeno, a veces desesperadamente para que los usuarios reaccionen retwitteando de inmediato. A una usuaria se le ocurrió la idea de crear un hilo colaborativo que sirviera como punto de referencia ágil para encontrar reservorios de oxígeno y su iniciativa fue tan notable que los usuarios la compartieron con sus propias comunidades, alcanzando más de mil retweets.

Honor a la memoriaAunque algunos usuarios publican la foto de su familiar fallecido junto con un mensaje de recuerdo, la mayoría de los usuarios usan las redes sociales para contar historias personales relacionadas con sus familiares y amigos que murieron a causa del COVID-19. Se trata de textos emocionales donde cuentan sobre la personalidad y lo que han aprendido del difunto. Este tipo de obituario provoca reacciones en tus amigos y les permite recibir condolencias y palabras de consuelo. Los «amigos de las redes sociales» reaccionan con emoticonos de «me importa», corazones y caras tristes, derramando una lágrima.

Llamadas y solicitudes para prevenir: las personas se cuidan y en sus redes sociales publican información sobre cómo protegerse, llamado en «plan pana» (plan de amigos cercanos) para que eviten las aglomeraciones de las actividades que realiza el gobierno y por ende no exponerse a un contagio masivo. Algunos establecimientos comerciales también se han sumado a la convocatoria de cuarentena del Observatorio Ciudadano, que solicita una precaución de 15 días para frenar la propagación del virus. “🦠 Nicaragua atraviesa un pico de pandemia. El sistema de salud se está derrumbando. Se han verificado al menos 176 muertes de trabajadores de la salud. Y solo el 3% de la población se ha vacunado. Detener la pandemia es #InOurHands 🤲🏾 ¡Únase a la cuarentena voluntaria! #StayEnCasa «, dijo en su página de Facebook. Como amigos les piden responsabilidades a sus amigos en las redes.

Canales de informaciónLos nicaragüenses utilizan Twitter y Facebook, así como los grupos de WhatsApp creados entre familiares y amigos para rastrear información de la persona afectada. . Y llamadas internacionales a través de las redes de mensajería con las que los nicaragüenses residentes en el territorio se comunican con los residentes en el exterior. Son convocatorias que se lanzan a diario para apoyar a sus seres queridos, y también sirven como canal de información para transmitir noticias sobre el avance de la pandemia que el régimen oculta a la ciudadanía.

El dolor y la pena transformados: para expresar su dolor y proteger a sus seres queridos, los internautas cuentan cómo sus seres queridos fueron víctimas del virus, y los cuentan. Y así se acompañan, como sucedió con este hilo:

Atacando engaños y desinformación: Los usuarios están decididos a proporcionar aclaraciones contra las noticias falsas y los engaños. Alertan a sus seguidores y amigos en las redes sociales que la ivermectina no cura el COVID-19, y que es un antiparasitario cuya efectividad no ha sido demostrada, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Soporte informativo: Las redes sociales se llenan de avisos que indican dónde está vacunando el Ministerio de Salud y en qué grupo de edad, para orientar a sus seguidores y dar una advertencia personal sobre la falta de confianza que las personas tienen en los canales de noticias del gobierno.

Se nota por simple observación cuando las personas inician sesión en sus redes sociales y encuentran uno tras otro tweets o estados en Facebook que relatan el dolor de abuelos, tías, hermanas, amigos, parientes cercanos y lejanos. Este es un notable uso positivo de las prácticas de comunicación por parte de los usuarios para protegerse unos a otros de daños.

La tecnología aún no está lo suficientemente avanzada para que los usuarios de la red puedan oler las flores de los difuntos que suelen acompañar a las despedidas en Nicaragua. A medida que esto avanza, los usuarios nicaragüenses se siguen a través de sus redes sociales e imaginan que con cada «Me Gusta» y «Me Importa» entregan una flor de terciopelo o caléndula, que según la tradición indígena mesoamericana, mostrando su olor, conectan el rápido y los muertos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *