Marco Antonio Solís y Los Bukis inician gira de reencuentro – Prensa Libre

Marco Antonio Solís y Los Bukis inician gira de reencuentro - Prensa Libre

Con Marco Antonio Solís al frente, los de Michoacán llenaron el enorme SoFi Stadium de la ciudad californiana para dar inicio a una gira de reencuentro que transcurrirá en las próximas semanas en lugares como Chicago y Houston (EE. UU.).

Varias generaciones de latinos han crecido con los gritos de alegría de Los Bukis de amor roto, corazones heridos y sentimientos desgarrados.

Por esta razón, en los asientos del SoFi Stadium, con capacidad para 70.000 espectadores durante los partidos de la NFL, había multitud de niños que habían traído a sus padres al concierto como obsequios.

Con pantalones rojos y una chaqueta negra brillante, Los Bukis pronto lanzó uno de esos lamentos de amor roto de la especialidad de la casa con «How I Came To Fall In Love With You».

Marco Antonio Solís (derecha) lidera a Los Bukis durante un concierto este viernes por la noche en el SoFi Stadium (hogar de Los Angeles Rams y Los Angeles Chargers) en Inglewood, California. Foto de prensa libre: EFE / Armando Arorizo

“Cantemos al amor”, resumió Solís nada más iniciar un recital que comenzaba con “Mi fantasía”.

Pero fue otra balada intensa y sin camisa, «Quiéreme», que sin duda encendió el karaoke masivo de un público que conocía la letra de principio a fin.

Avec plusieurs écrans renforçant la mise en scène, et qui montraient des images curieuses du groupe à son âge d’or, Los Bukis a opté pour une scène très colorée et lumineuse qui rappelait ces années 80 et 90 dans lesquelles ils balayaient partout où ils mettaient pies.

A pesar de algunos problemas de eco, frecuentes en los conciertos en estadios, el grupo se enorgullecía de un sonido compacto y homogéneo.

El bajista Eusebio «Chivo» Cortés, en forma envidiable y con magnífica precisión en todo momento, es el gran responsable de ello.

Pero está claro que la pieza clave de Los Bukis es la soberbia voz de Marco Antonio Solís, quien, con una imponente presencia escénica, se destacó en temas como «Mi mayor necesidad» o un impresionante «Acepto mi derrota».

En cualquier caso, no son solo lágrimas por relaciones rotas o suspiros de amor que nunca serán.

Aunque Eusebio «Chivo» Cortés se refirió cariñosamente a sus fans como «románticos desesperados», Los Bukis guardaron espacio para bailar y festejar, con muchos toques de cumbia, en «Mi najayita», «Morenita» y «Mi Poor Corazón».

Marco Antonio Solís se acordó de su hija Beatriz antes de dedicarle «Niña bonita» y también se mostró muy feliz de ver nuevamente las «sonrisas» de sus fans, especialmente en estos tiempos convulsos alrededor del mundo.

Los Bukis no podrían haber realizado una gran gira de regreso sin la lealtad y la pasión intransigente de sus fanáticos.

Pero el grupo, que nunca ocultó su tono espiritual, enfatizó repetidamente que si volvían a estar juntos era por acción divina.

“Esta gira es idea de Dios. Le damos todo el crédito ”, dijo Marco Antonio Solís, quien argumentó que“ no hay imposibilidades ”con la mediación de Dios.

Nadie dirá que Los Bukis iniciaron su andadura en el lejano 1976, ya que esta noche ofrecieron una treintena de canciones en dos horas sin apenas interrupciones ni pausas para recuperar el aliento.

La recta final comenzó con «Te necesito» y, con todo el público de pie y los celulares encendidos como viejos encendedores, Los Bukis llegaron a la cima con el excelente y poco atractivo «Te necesito. De un compañero» y «Tu prisión». .

Por supuesto, el público no iba a dejar que sus ídolos se despidieran tan fácilmente.

Así, Los Bukis volvieron al escenario para varios recordatorios como «A That One» o «If You See How Much» antes de despedirse abrazados y brazos levantados, el broche de oro ideal a un reencuentro de ensueño tras 25 años de ausencia.