Migrantes guatemaltecos y hondureños heridos en accidente de Chiapas se esconden para evitar deportación - Prensa Libre

Migrantes guatemaltecos y hondureños heridos en accidente de Chiapas se esconden para evitar deportación – Prensa Libre

La búsqueda desesperada para llegar a Estados Unidos desató otra tragedia este jueves 9 de diciembre: 53 migrantes guatemaltecos y hondureños murieron y más de 50 resultaron heridos cuando el camión abarrotado en el que viajaban volcó en Chiapas, México, donde muchos sobrevivientes se escondían para evitar. siendo deportado, informaron los medios locales.

Las autoridades de Protección Civil de Chiapas informaron que muchos migrantes heridos se escondieron en casas cercanas o se dispersaron por la zona luego del accidente por temor a ser capturados y devueltos a sus países de origen.

Sin embargo, Protección Civil y Cruz Roja de Chiapas llegaron al lugar para ayudar a los afectados.

El Instituto Nacional de Migración lamentó el percance y la muerte de los 53 centroamericanos y destacó que los migrantes recibirán asistencia de las autoridades mexicanas.

El accidente ocurrió en una carretera del estado de Chiapas, principal acceso de migrantes indocumentados, cuando el tráiler chocó con una pared, presuntamente por exceso de velocidad.

Cubiertos con sábanas blancas, los cadáveres estaban alineados en la vía, en medio de una intensa movilización de paramédicos y autoridades, observó AFP.

“Lamento profundamente la tragedia provocada por el vuelco de un tráiler en Chiapas que transportaba migrantes de Centroamérica. Es muy doloroso. Abrazo a las familias de las víctimas ”, escribió en Twitter el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Tres de los heridos están gravemente enfermos, mientras que 18 sufrieron heridas leves, según un informe preliminar de la Fiscalía de Chiapas, en la frontera con Guatemala.

«Lamento profundamente la tragedia en el Estado de Chiapas y simpatizo con las familias de las víctimas, a quienes ofrecemos toda la asistencia consular necesaria, incluidas las repatriaciones», dijo en Twitter el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo que las víctimas provenían de diferentes países.

“Sobre la base de los testimonios de los sobrevivientes (…), la mayoría son de Guatemala”, había declarado anteriormente Luis Manuel García, director de Protección Civil del Estado.

La tragedia se produjo tres días después de que un programa estadounidense criticado que obliga a los migrantes a esperar en México una respuesta a sus solicitudes de asilo fuera reactivado por sentencia judicial.

Cuidado humanitario

Los heridos han sido trasladados a hospitales públicos y privados, mientras que el Instituto Nacional de Migración (INM) ha indicado que coordina esfuerzos para «identificar los cadáveres, cubrir los gastos funerarios y facilitar la repatriación de los restos a los países originales».

El INM también ofreció “asistencia humanitaria” y regularizó la situación migratoria de los sobrevivientes.

Las imágenes de la televisión local mostraban ambulancias, bomberos y rescatistas desplegándose en el lugar, mientras que algunos migrantes aún confundidos y conmocionados esperaban atención médica.

La tragedia ocurrió en un tramo que conecta la ciudad de Chiapa de Corzo con la capital Tuxtla Gutiérrez, confirmó el gobernador del estado, Rutilio Escandón.

El traslado de migrantes en camiones es uno de los métodos más comunes por los que los traficantes de personas los internan en territorio mexicano, con el objetivo de llegar a la frontera norte del país e intentar cruzar a los Estados Unidos.

Con información de AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *