vacunación contra la covid-19 a niños en Nicaragua

Minsa aplicará Sputnik Light boost a personas vacunadas con Sputnik V

El Ministerio de Sanidad (Minsa) aplicará una dosis de refuerzo con Sputnik Light a partir del lunes a las personas que hayan completado su programa de vacunación de dos dosis de Sputnik V antes de agosto. Asimismo, se iniciará la aplicación de las segundas dosis de las vacunas Soberana 02 y Abdala a niños y adolescentes.

Esta es la segunda vacuna que las autoridades del Minsa están aplicando como refuerzo. Hace unas semanas empezaron a inocular a las personas vacunadas con Covishield con AstraZeneca. Estas dosis comenzaron a aplicarse en abril y el dispositivo se completó en junio.

La recomendación internacional es que el fortalecimiento o aumentador de presión, como se llama en inglés, se aplica después de seis meses de haber completado el calendario de vacunación, ya que hemos visto que los anticuerpos disminuyen. Sin embargo, en Nicaragua se aplicaría con anticipación.

“El plazo que se da es que el refuerzo se pone a partir de seis meses; Sin embargo, si lo pones antes o después, no pasa absolutamente nada. Sin embargo, no está aprovechando el momento en que sus anticuerpos ya están empezando a caer «explica el Dr. Leonel Argüello.

También comenta que la prioridad debe ser aplicar la primera y segunda dosis para lograr una mayor cobertura de inmunización. “Es mucho mejor tener más personas vacunadas porque de esa manera cuando el virus golpea a una persona no puede pasar a la otra porque se corta la cadena de transmisión. En el caso de Nicaragua, la prioridad debe ser primero tener una cobertura del 80%, lo que podemos lograr muy rápido porque tenemos la capacidad ”, agrega.

Poca información sobre el refuerzo Sputnik V

Las primeras dosis de Sputnik V se aplicaron el pasado mes de marzo a un pequeño grupo de pacientes con enfermedad renal crónica, que completaron su segunda dosis en abril. Por lo tanto, ya tendrían más de seis meses después de completar su dieta. Sin embargo, Los que se vacunaron en mayo y completaron su calendario en junio y julio tienen apenas cinco meses.

Asimismo, si bien la aplicación de dosis de refuerzo es una medida que se lleva a cabo a nivel internacional, principalmente para protegerse contra la variante delta -que ya está circulando en Nicaragua-, No hay estudios que sugieran la aplicación de una dosis de refuerzo para Sputnik V.

“Sputnik Light es la primera dosis de Sputnik V. Contiene dos dosis, la segunda tiene un componente diferente a la primera dosis; luego Si le da a alguien que ya tiene dos dosis de Sputnik V Sputnik Light (como refuerzo), en realidad le daría la primera dosis, puede servir como refuerzo, pero no hay evidencia científica. o publicaciones sobre las vacunas Sputnik V y el refuerzo ”, explica Argüello.

Sobre la aplicación de Sputnik Light como refuerzo si existen estudios que lo sugieran, pero estos son para administrarse en combinación con las vacunas AstraZeneca, Sinopharm, Moderna y Cansino.

«Creemos que Sputnik Light podría ser la principal vacuna dentro de un año, mientras que muchas personas solo necesitan vacunarse nuevamente o han padecido COVID-19 y no necesitan Sputnik V ”, dijo Kirill Dmitriev, director ejecutivo del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), medios internacionales.

Aunque hay pocos datos que respalden la aplicación del refuerzo a las personas vacunadas con Sputnik V; en Argentina se aplica refuerzo con Sputnik Light y AstraZeneca a quienes ya tienen su régimen completo con esta vacuna rusa.

Refuerzo en la región

Esta semana, El Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) aprobaron el viernes la aplicación de dosis de refuerzo de las vacunas Pfizer y Moderna en la población adulta de los Estados Unidos.

Las dosis de refuerzo también se aplican en Centroamérica. En Costa Rica, que ya tiene el 58,9% de su población vacunada con ambas dosis, se aplica aumentador de presión personas mayores de 58 años y personal de primera línea. En Honduras, que tiene un 39% de cobertura vacunal, se aplica un fortalecimiento al personal de salud.

Según los últimos datos de inmunización en Nicaragua, compartidos por el Ministerio de Salud (Minsa) de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la cobertura de la vacuna contra el covid-19 es solo del 7,38%, con ambas dosis, y del 17,6% con una. Sin embargo, el vicepresidente Rosario Murillo afirmó que el país ya alcanzó una cobertura del 59,18% de la población, pero no hay datos claros que corroboren este porcentaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.