Minsa invierte 763.000 dólares en cuestionables 'fármacos covid'

Minsa invierte 763.000 dólares en cuestionables ‘fármacos covid’

El Ministerio de Salud (Minsa) compró unos 16 millones de tabletas de ivermectina y colchicina a Laboratorios Ramos, propiedad del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), dos medicamentos no recomendados por organismos internacionales para tratar el covid-19. Las adquisiciones, fechadas de marzo a septiembre, tuvieron un costo total de $ 735,959, o aproximadamente 25,9 millones de córdobas., con el cambio oficial—, revela una serie de «contratos covid», recientemente publicados en el sistema electrónico de contratación administrativa (Siscae).

Según los contratos, la compra total de ivermectina fue de siete millones de comprimidos, un millón se compró el 16 de marzo y el resto el 20 de agosto. La inversión fue de $ 81,196. La compra de colchicina asciende a nueve millones de comprimidos, adquiridos en la misma fecha de agosto, por un monto de $ 654.763.

«Recomendamos que no se utilice ivermectina en pacientes con covid-19, excepto en un ensayo clínico.. Esta recomendación se aplica a los pacientes independientemente de la gravedad de la enfermedad y la duración de los síntomas «, dijo la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la guía de tratamiento para el covid-19, actualizada al 31 de marzo de 2021.

La Minsa ha tomado la decisión de distribuir de casa en casa tabletas de ivermectina entre la población sana y enferma en prevención de la epidemia de covid-19, que ha desencadenado exponencialmente infecciones y muertes desde finales del pasado mes de agosto. La orden se dio a pesar de que no está aprobada para su uso por la OMS o la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

“Hasta el día de hoy, no existe un tratamiento preventivo o curativo específico para esta enfermedad. El tratamiento se basa en el manejo de las molestias. La ivermectina y la colchicina no funcionan, ningún médico bien preparado puede proporcionar colchicina e ivermectina porque no funcionan ”, explica el epidemiólogo Leonel Argüello.

Asimismo, en las adquisiciones realizadas por Minsa en marzo y septiembre, se detalla la compra de simvastatina y vitamina D, otros fármacos que se han utilizado en pacientes con covid-19, pero que no han sido descritos, aún no hay resultados concluyentes sobre su beneficios. Estos medicamentos se compraron a Distribuidora Cruz Azul, que también tiene relación con el INSS., y la farmacia Núñez. El monto total de esta compra fue de 948,220 córdobas, lo que equivale aproximadamente a $ 27,092.

Un médico de enfermedades infecciosas, que pidió omitir su nombre, dice que las estatinas, el grupo al que pertenece la simvastatina, han mejorado el pronóstico de los pacientes con coronavirus, que las tomaron temprano debido a problemas de colesterol; sin embargo, con los otros «pacientes covid», «no mostró ningún beneficio», por lo que «se necesitan más investigaciones y estudios».

En todo, entre marzo y septiembre se publicaron 27 «contratos covid», en dos momentos distintos: cuatro entre abril y mayo, y los otros 23 en septiembre. En el primero, ya se había revelado una compra menor de ivermectina, simvastatina y vitamina D.

23 nuevos «contratos covid»

Según la actualización de los «contratos covid», que fueron publicados por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP), entre marzo y septiembre el Minsa adjudicó 23 compras por un monto de $ 15.668.697.

El gobierno está liberando estos contratos como parte de un acuerdo de transparencia que el gobierno de Daniel Ortega ha establecido con organizaciones multilaterales para acceder a préstamos y fondos para responder a la pandemia.

En todo, Laboratorios Ramos ganó tres de los 23 contratos adjudicados por un monto total de $ 1.062.328., con el que compró otros fármacos para tratar el covid-19, además de colchicina e ivermectina.

El 50% de los “contratos covid” estaban destinados a la compra de suministros y reactivos de reemplazo del Centro Nacional de Referencia (CNDR). Como se detalla, Cam International, que suministra equipos, reactivos y materiales para laboratorios, fue el que ganó los contratos más costosos. En total, se adjudicaron tres por un monto de $ 4,2 millones, siendo estos insumos médicos adquiridos por Minsa para realizar pruebas de PCR como kits de reactivos para extracción de ARN, placas de reacción, filtros, entre otros.

Yale Healthcare ganó dos “contratos covid” por valor de $ 3.6 millones, con los que Minsa compró medicamentos como: clindamicina, que se usa para tratar infecciones pulmonares; voriconazol, para infecciones fúngicas; colistina, un antibiótico contra las bacterias. También compraron guantes, catéteres, vendas, gasas, oxímetros, gorros quirúrgicos, cubrezapatos, jeringas, entre otros insumos.

La Distribuidora de Insumos Médicos y Laboratorio (Dismelab SA) se ha adjudicado dos contratos por valor de $ 2,5 millones y se utilizará para la compra de reactivos de prueba y suministros médicos. Entre ellos: guantes de nitrilo, alcohol etílico, tubo de poliestireno, bolsas de bioseguridad, fijador de aluminio.

$ 1,211 por cada vial

La Minsa también invirtió en la compra de tocilizumab, un fármaco que ha demostrado «reducir la mortalidad y la necesidad de ventilación invasiva, sin aumentar significativamente los efectos adversos graves en pacientes con enfermedad grave o crítica por COVID». Guía de tratamiento de la OMS.

Este medicamento, que es producido exclusivamente por la compañía farmacéutica Roche, es caro. La Minsa pagó aproximadamente $ 1,211 por cada ampolla de tocilizumab (400 mg / 20 ml); En total adquirió 1.671 ampollas, por lo que Medical Nicaragua, SA ganó $ 2.024.524 en un solo contrato.

Asimismo, el Ministerio de Salud adquirió 2.100 ampollas de tocilizumab (162 mg / 0,9 ml) por un monto total de $ 344.231. Estos fueron adquiridos por un lado a Distribuidora Cruz Azul y Dicegsa.

La empresa Generic Pharma GP SA, ganó dos contratos por un total de $ 1,1 millones con ellos, adquirieron la inyección de meropenem, voriconazol que se utiliza en pacientes covidios que desarrollan aspergilosis pulmonar; además de hidrocortisona, diazepam, dopamina, entre otros fármacos.

Máscaras para mineros

Entre los «contratos de covid», hubo diez que consistieron en compras menores, que van desde $ 5.523, que el Ministerio de Educación (Mined) asignó para las mascarillas, hasta $ 276.000, que el Minsa ha destinado. para la diabetes.

Estos contratos menores fueron ganados por Imfarsa, Neo Ethicals, Distribuidora Cruz Azul, Droguería Núñez, NPro Medical Corporation y Dicegsa. Varias de estas empresas ya se habían beneficiado de «contratos covid», como se documenta en varios informes CONFIDENCIALES.

La primera vez que el Gobierno de Daniel de Ortega publicó información relacionada a las compras del Estado en respuesta a la covid-19 fue en noviembre de 2020. En esa ocasión se trató de la publicación de 19 Contratos de Compras Estatales, que ascendieron a diez millones de dolares.

Luego agregó cinco «contratos covid» para el Ministerio del Ministerio por un monto de $ 471.014 que se utilizaron para comprar trapeadores, escobas y jabón para lavar los platos. En abril de 2021, publicaron seis contratos más para la compra de protecciones personales, como mascarillas, gel hidroalcohólico y termómetros para los puestos fronterizos de Peñas Blancas, San Pancho y Guasaule, por un monto de $ 13.555.

A pesar del compromiso de transparencia adquirido, el gobierno de Ortega no publica el listado completo de contratos del covid-19, ya que solo han sido incluidos en el apartado «Contratos COVID-19» del Sistema Electrónico de Contratación Administrativa (Siscae), 53 de las licitaciones cerradas, que excluyen los contratos que han beneficiado a empresas aliadas al régimen, como demostró la investigación «La lucrativa receta del covid de Nicaragua», Elaborado por la plataforma periodística regional Connectas.

A pesar de que Minsa ha realizado varias compras para presenciar la pandemia, entre marzo y septiembre de 2021 la inversión es muy baja. Según un análisis CONFIDENCIAL, en el primer semestre de este año, el gobierno dispuso de 4.193,8 millones de córdobas destinados exclusivamente a la lucha contra el covid-19, pero Al 30 de junio, solo se habían ejecutado un total de 481,1 millones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *