Muere Donald Sutherland, protagonista de 'M*A*S*H' y 'Los juegos del hambre', a los 88 años

Donald McNichol Sutherland nació el 17 de julio de 1935 en Saint John, un pueblo costero de New Brunswick. Donald, uno de los tres hijos de Frederick McLae Sutherland, un vendedor, y Dorothy (McNichol) Sutherland, una profesora de matemáticas, pasó sus años de formación en Bridgewater, Nueva Escocia.

Cuando era niño sufrió problemas de salud, como hepatitis, fiebre reumática y polio, que le dejaban una pierna más corta que la otra. En 1970, mientras filmaba «Kelly's Heroes» en Yugoslavia, le diagnosticaron meningitis espinal. “Caí en coma”, le dijo a un entrevistador años después, “y me dijeron que por unos segundos morí”.

El señor Sutherland asistió a la escuela en Bridgewater, donde trabajó como disc jockey en una estación de radio local a la edad de 14 años. Luego asistió a la Universidad de Toronto y se graduó en 1956 con especialización en inglés después de dejar la ingeniería, un campo que su padre lo había alentado a considerar como una posible alternativa.

Pero le había picado el gusanillo de la actuación. Después de la universidad, fue a estudiar a la Academia de Música y Arte Dramático de Londres, pero abandonó después de un año para dedicarse al trabajo escénico. Su aprendizaje tuvo lugar en compañías de repertorio provinciales de Inglaterra, intercalando pequeños papeles en los escenarios de Londres y, de vez en cuando, en la televisión británica.

Llamó la atención del productor y director italiano, Luciano Ricci, quien lo eligió para una película de 1964, «Il Castello dei Morti Vivi», dirigida por Warren Kiefer. Le siguieron en 1965 obras con títulos poco atractivos como “La casa de los horrores del Dr. Terror” y “¡Muere! ¡Morir! ¡Mi querido!»

“Siempre me retrataron como un maníaco artístico y homicida”, dijo Sutherland a The Guardian en 2005. “Pero al menos yo era artístico”. Al parecer, sus actuaciones eran lo suficientemente artísticas como para atraer la atención de cineastas consumados, y en 1967 formaba parte de la «Docena Sucia».