El mayor desastre lo provoca la ignorancia - Prensa Libre

Propiedades en peligro de extinción – Prensa Libre

Emisoras Unidas tiene un anuncio que llama la atención porque hace público el castigo de muchos: el régimen de registro de la propiedad privada es poroso y los delincuentes se apoderan de las propiedades con documentos falsos, además se menciona un bufete de abogados integrado por tres abogados dedicados. El jueves pasado fui invitado a hablar sobre el tema por mi amigo Felipe Valenzuela, en esta ocasión también se entrevistó a Ingrid Ajanel de la Fiscalía Metropolitana, quien brindó cifras aterradoras sobre este crimen. Más de tres mil casos solo en esta fiscalía, ¿cuántos más en cada departamento y cuántos no han sido denunciados?

Se lo debemos al señor Edmundo Vásquez Martínez cuando ejerció las funciones de magistrado del Tribunal Constitucional el introducir la protección para la defensa del despojo de bienes; Pero la justicia constitucional tiene sus límites y en muchos casos, aunque se brinda protección temporal, vuelve a la justicia civil para el debate sustantivo, que lleva años y es engorroso.

No existe ninguna herramienta en nuestro ordenamiento jurídico, salvo la protección, que nos permita defender una propiedad que ha sido despojada de forma rápida y eficaz. El derecho humano a la propiedad privada es relativo cuando existen amenazas de despojo, que quedan en gran parte impunes porque la víctima tiene miedo o no tiene los medios para defenderse.

Ancianos, herederos, migrantes, menores, discapacitados, viudos y viudas, constituyen el principal objetivo de estos delincuentes, sea cual sea la ubicación de la propiedad, nuestro ordenamiento jurídico, primero por indolencia y luego lamentablemente no se preocupa por generar certezas. Los guatemaltecos tenemos un monumento dedicado a la indolencia administrativa y se llama Registro de Información Catastral -RIC-, que se ocupó de las cataratas de plata y supuestamente para el 2021 habría registrado todo el país, la invitación queda por ver en la escala pírrica. Existe un registro general de propiedad en la capital y otro en Quetzaltenango, sus raíces se remontan a la revolución liberal de 1871 y ambos se rigen, para la mayor parte de su funcionamiento, por el Código Notarial de 1946 y el Código Civil de 1963, con este Provisión legal. dieta, no hay mucho que puedas hacer. De hecho, lo único que reconoce este secretario en el desastroso gobierno de Jimmy Morales y Jafeth Cabrera es que se ha podido mejorar el Registro de la debacle heredada del Partido Patriote.

Los notarios dedicados a la falsificación de documentos existen en masa y nuestras autoridades no mueven un dedo para cambiar notarios, la Corte Suprema que preside Gabriel Medrano Valenzuela ha empujado los proyectos de reforma fundamental hasta donde ha podido, pero no existe nada concreto. En Guatemala, y este es nuestro mayor peligro, el derecho humano a la propiedad privada tiene tantas amenazas como otros derechos humanos, léase: vida, libertad, igualdad si hablamos de individuos; o el trabajo, la salud, la familia y la educación, si hablamos de lo social, esto muestra su vulnerabilidad. El Salvador y Costa Rica tienen un sistema de registro centralizado que garantiza mucho mejor los derechos de propiedad, es absurdo tratar de atraer inversión extranjera y explicar a los funcionarios la sugerencia de «inmovilizar bienes» porque pueden ser robados.

El robo de propiedad, como comúnmente se le llama a este delito, aunque está bastante extendido, se aprovecha del marco de la impunidad porque tiene gente con mucho poder detrás. Es imposible que algunos notarios puedan ser ampliamente conocidos porque en sus oficinas circulan sin vergüenza instrumentos falsos y las autoridades quedan como si nada, en detrimento de muchos otros notarios honestos y capaces que han sido injustamente señalados, cayendo en desgracia. el crimen, falsificación de su firma y sello.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.