El volcán canario se estabiliza tras una semana de erupción

El volcán canario se estabiliza tras una semana de erupción

El volcán Cumbre Vieja en la isla española de La Palma se estabilizó el domingo y los últimos deportados pueden regresar a casa

Vista de la erupción del volcán Cumbre Vieja en La Palma.EFE

El volcán Cumbre Vieja en la isla española de La Palma (en el archipiélago canario, en el Atlántico), que lleva una semana en erupción, se estabilizó el domingo y las últimas personas deportadas pueden regresar a casa.

Así lo acordó el comité directivo del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico (Pevolca), tras constatar que los indicadores que pronosticaban el viernes «un escenario peligroso» para tres localidades cercanas al volcán (con unas 160 personas), se desechan.

Estos indicadores más estables son temblor sísmico, señales sísmicas y deformaciones del suelo, según informó hoy la directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) de Canarias, María José Blanco.

UNA SEMANA DE ERUPCIÓN

Hoy se cumple una semana desde que el volcán Cumbre Vieja, ubicado en un parque natural de la isla canaria de La Palma, comenzó a expulsar lava y los vecinos de la isla están presenciando la lluvia de cenizas y las grandes explosiones que provoca este fenómeno natural.

Desde entonces se han abierto hasta cuatro bocas, que han dado lugar a dos grandes coladas de lava que se extienden por el sur de la isla, aunque todavía no ha llegado al mar, y que han evacuado a cerca de 6.000 personas, además de unas 500. edificios afectados, 450 de los cuales se consideran destruidos, además de inutilizar muchas carreteras.

La lava cubrió alrededor de 210 hectáreas de tierra, pero el área cubierta por la ceniza cubre 1.314 hectáreas, según las últimas mediciones del sistema de satélites europeo para la observación de la Tierra, Copérnico.

ESTABILIZADO, PERO AÚN PELIGROSO

Aunque más estabilizado, el volcán de La Palma sigue generando explosiones siete días después del inicio de la erupción.

Es por eso que las autoridades advirtieron hoy a las personas que viven en un radio de tres millas que se mantengan alejadas de las ventanas en caso de que se rompa un vidrio, y el Departamento de Educación del Gobierno de las Islas Canarias planea mantener un centro cerrado el lunes además de enseñar en el más cercano. municipios.

En las últimas horas ha habido una mayor afluencia de cenizas en municipios alejados del centro eruptivo, debido a los vientos que soplan del suroeste en altitudes superiores a los 1.400 metros, cuando la nube de gas del volcán asciende a los 4000 metros.

A pesar de que el volcán emite 25.000 toneladas de dióxido de azufre al día, la calidad del aire para la población de toda la isla es buena y no hay riesgo.

La única recomendación es que quienes manipulen cenizas, por ejemplo, al limpiar techos y techos, usen mascarilla, gafas protectoras, guantes y ropa que cubra toda la piel, para prevenir dolencias bronquiales u oculares.

En cuanto a la emisión de lava, que alcanza una temperatura de 1237 grados centígrados, existen dos centros de emisión principales, uno en la parte inferior del cono, cuyo flujo es más fluido y se desplaza hacia el norte por encima del primer flujo que emergió en El 19 de septiembre, y otro que se dirige hacia el sur a unos 30 metros por hora y que ha afectado a nuevas zonas, sobre todo terrenos baldíos y pastizales.

Las autoridades insisten, para tranquilizar a los familiares y amigos de las palmeras, en particular a los de fuera de España, que más allá de los problemas que genera el volcán en las zonas vecinas, la vida en La Palma se desarrolla con normalidad y es segura.

También señalan que no hay necesidad de alimentos, mantas, ropa o juguetes, remesas provenientes de campañas solidarias pero que en realidad complican la logística para la isla.

Lo que necesitan son contribuciones financieras o donaciones, para ayudar a superar las dificultades que este desastre está causando en la economía local, ya que hay cientos de acres de tierras agrícolas que han estado bajo la lava, así como hogares y negocios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *