No hay acuerdos para el salario mínimo 2022, ya que sector gubernamental recomienda considerar inflación - Prensa Libre

No hay acuerdos para el salario mínimo 2022, ya que sector gubernamental recomienda considerar inflación – Prensa Libre

Los empresarios exigieron que se mantenga vigente el salario mínimo actual de Q2 mil 825.10 para actividades no agrícolas; Q2 mil 742.37 para actividades agropecuarias y Q2 mil 581.77 para exportaciones y maquilas, más la prima de incentivo Q250 en cada una.

Mientras que la obra, propuso fijarla en 150 Q diarios, con lo cual la remuneración mensual llegaría a Q4 mil 562.5 más un bono de Q250.

El sector gubernamental se abstuvo de votar, pero a través de la viceministra de Administración del Trabajo, María Isabel Salazar, recomendó que al menos se tome en cuenta el nivel de inflación en la determinación del nuevo salario mínimo para el próximo año.

Al no llegar a acuerdos, la decisión de cambiar o no el salario base para 2022 vuelve a estar en manos del presidente Alejandro Giammattei. Para este año, no hubo cambios y se mantuvo la misma paga de 2020.

¿Por qué la inflación?

El gobierno, representado por los inspectores del trabajo en las reuniones de la comisión conjunta que finalizó el pasado mes de septiembre, ha expresado una posición neutral frente a las propuestas de los segmentos laboral y empresarial.

Sin embargo, durante la sesión del viernes de la CNS, Salazar argumentó y recomendó que «al menos el parámetro de inflación» estimado para fines de este año «sea determinado y procesado para determinar o aumentar el salario mínimo para 2022».

Esto se debe a que «pudimos observar que es evidente que el nivel de inflación es importante en el país y se ha incrementado con los años», a pesar de que el incremento observado en septiembre es de 3,62%, según Banco de Guatemala (Banguat) y la previsión de cierre es de 4,5%.

El funcionario también recomendó que durante la fase que sigue para tomar una decisión, el ministro de Trabajo, Rafael Rodríguez, discuta y analice con el Presidente, los factores de productividad, el producto interno bruto (PIB), el nivel de inflación y la necesidad para los trabajadores, de acuerdo con las disposiciones del Código del Trabajo.

“La capacidad económica del sector empleador también debe tomarse en cuenta para el respectivo pago, pero que al menos se atienda al porcentaje de inflación que muestran las instituciones a cargo”, dijo.

En la reunión del viernes, la CNS acordó que el 27 de octubre volverán a reunirse para firmar el dictamen motivado que remitirán al Ministro de Trabajo, quien deberá remitirlo al Consejo Monetario (JM) y al Instituto. Seguridad Social de Guatemala (IGSS) ). ) por su opinión. Después de obtener las respuestas, el funcionario presentará el caso Giammattei, que tiene el poder de tomar una decisión.

Convocar asociaciones conjuntas regionales

La viceministra Salazar dijo que espera que en los primeros 20 días de enero de 2022 se convoquen las comisiones mixtas de las tres actividades, pero por circunscripción, para discutir el salario mínimo 2023.

Le puede interesar: Criptomonedas: 3 pasos para construir una estrategia comercial piloto (y 5 preguntas sobre su viabilidad)

Aprovechó para proponer nuevamente que la CNS no solo sea un organismo para discutir el salario mínimo de cada año, sino también para analizar y establecer los parámetros para la fijación de este salario en base a datos técnicos.

Por lo tanto, los invitó a continuar las reuniones y discusiones sobre el tema. Los dos sectores han acordado reunirse, aunque el trabajo oficial de la CNS ya se ha completado y solo falta la firma del acta y el dictamen motivado en cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *