FSLN lanza campaña electoral sobre "abuso constante de recursos estatales"

FSLN lanza campaña electoral sobre «abuso constante de recursos estatales»

El Observatorio Ciudadano Urnas Abiertas denunció los “constantes abusos en el uso de recursos estatales” por parte del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en el poder al inicio de la campaña electoral antes de las elecciones generales previstas para el 7 de noviembre.

En un informe sobre la campaña electoral en Nicaragua, que inició el sábado pasado, explican que «las condiciones de esta campaña política son desiguales porque el FSLN está en propaganda permanente a favor de las instituciones del Estado, las estructuras de distrito y de su medios y redes sociales «.

Señalan que el abuso en el uso de los recursos estatales se traduce en «la entrega de viviendas, jornadas de inmunización, la emisión de títulos de propiedad, la inauguración de proyectos de infraestructura, entre otros programas gubernamentales. Que se utilizan continuamente con fines partidistas y electorales». .

Campaña electoral permanente, a pesar de la epidemia de covid-19

El informe elaborado por este grupo multidisciplinario que ha surgido para compartir el análisis sobre el proceso electoral, indica que a pesar de que el gobernante FSLN «no ha anunciado el inicio de la campaña electoral como tal», convocó a 4.300 «actividades recreativas». , en medio de un severo brote de la pandemia covid-19.

En estas actividades culturales, de entretenimiento y deportivas, pudieron corroborar que «no hay restricción de personas, de tiempo, ni de ningún otro tipo», a pesar de que el Consejo Supremo Electoral (CSE) ha introducido una reducción de -reuniones presenciales. ante concentraciones políticas que no superen las 200 personas y que deben durar lo más breve posible, es decir entre 30 minutos y una hora, dada la situación de salud que genera el covid-19.

Esta no es la primera vez que el CSE ha realizado maniobras que afectan el proceso electoral en base a esta situación de salud global, el 12 de agosto este organismo modificó el calendario electoral invocando la pandemia para reducir la duración de la campaña electoral de 75 a 40 días. Se lamentan.

Mencionan que de los siete partidos políticos que participan en el proceso electoral, solo dos han manifestado públicamente que realizan actividades presenciales. “El inicio de esta jornada, que finaliza el 3 de noviembre, estuvo marcado por la baja participación de simpatizantes e irregularidades”, dijeron.

Amenazas y vigilancia de simpatizantes del FSLN

Destacan en el informe que la campaña electoral estuvo «marcada por mensajes de violencia y amenazas» de simpatizantes del FSLN a través de las redes sociales.

«Las publicaciones advierten a los opositores que no salgan a las calles a organizar protestas durante este tiempo», dicen.

El documento advierte que la encuestadora M&R Consultores, «reconocida por su colaboración con el gobierno sandinista, ha salido a las calles (…) para sondear a la población sobre su preferencia política por las elecciones legislativas del 7 de noviembre».

Durante estas visitas «hacen preguntas sobre la gestión del gobierno que encabeza Ortega, sobre los proyectos de salud, agua potable, luz y otros» pero precisan que «todas las preguntas apuntan a favorecer al partido FSLN».

También denuncian que, el sábado 25 de septiembre, directores de escuelas públicas en compañía de miembros de la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua (Anden) «instaron a los docentes a salir a las calles a visitar a simpatizantes sandinistas para involucrarlos. A votar por Daniel». Ortega y Rosario Murillo ”.

“Los docentes deben cumplimentar determinados ficheros en los que se indiquen los datos de las personas visitadas y han sido amenazadas de despido en caso de incumplimiento del mandato”, detallan.

En las votaciones previstas para el primer domingo de noviembre, el presidente Daniel Ortega buscará su cuarto mandato presidencial consecutivo desde su regreso a la presidencia en enero de 2007, ya que la oposición se desmantela con siete candidatos presidenciales presos y un estado policial de facto impuesto desde entonces. Septiembre de 2018, en un intento del gobierno de prohibir la protesta social contra el gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *