Los países decidirán sobre la aplicación de la Carta Democrática al régimen

Los países decidirán sobre la aplicación de la Carta Democrática al régimen

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dejó este miércoles la posible aplicación de la Carta Democrática en Nicaragua en manos de los países que integran este organismo, luego de las disputadas elecciones del domingo.

«El tema de la crisis política en Nicaragua está en la agenda de la organización», dijo Almagro en conferencia previa a la instalación de la 51 Asamblea General de la organización interamericana, que tiene su sede en Guatemala y se realiza por segunda vez. en una fila. año virtual debido a la pandemia.

Sin embargo, admitió que «serán los países los que decidan sobre el nivel de aplicación de la Carta Democrática». Para Almagro, este es «el trabajo que le espera», pero dejó claro que no quiere «influir» en él.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, fue reelegido el pasado domingo en unas elecciones calificadas de «farsa» por la mayoría de la comunidad internacional tras la detención de siete candidatos presidenciales y la cancelación de tres partidos de oposición.

El miércoles, cuarenta ex cancilleres latinoamericanos firmaron una carta expresando su «profunda preocupación por lo sucedido». en el proceso electoral ilegítimo«En Nicaragua.

En la carta, instan a que si “el gobierno de Nicaragua no se compromete a organizar nuevas elecciones libres, transparentes y justas y la liberación de todos los presos políticos, Solicitamos a la Asamblea General de la OEA que convoque un período extraordinario de sesiones para aprobar la suspensión del Estado de Nicaragua de su derecho a participar en la OEA, de conformidad con el artículo 21 de la Carta Democrática ”.

Artículos 20 y 21

El diplomático uruguayo admitió que se utilizó la alternativa de aplicar “dos artículos de la Carta Democrática Interamericana”, aludiendo a los artículos 20 y 21 de este documento.

El artículo 20 prevé la convocatoria por cualquier Estado Miembro o por el propio Secretario General de un Consejo Permanente «en el caso de que un Estado Miembro provoque una alteración del orden constitucional que atente gravemente su orden democrático».

Dicho Consejo trataría de realizar los «esfuerzos diplomáticos necesarios, incluidos los buenos oficios», en la búsqueda de la normalización de las instituciones democráticas, según lo estipulado en la Carta.

Mientras que el artículo 21 prevé la posible suspensión de un Estado miembro cuando «se constate que se ha producido una ruptura del orden democrático».

“Corresponderá a los países avanzar y discutir su aplicabilidad”, insistió Almagro, quien destacó que este organismo ya aprobó varias resoluciones sobre el país centroamericano; el último de ellos no obtuvo voto en contra y la delegación nicaragüense estuvo ausente.

Almagro se abstuvo de comentar si era posible la aplicación del instrumento internacional en esta Asamblea, pero aseguró que “las sugerencias se hicieron -con base en- el informe técnico de la Secretaría para el Fortalecimiento de la Democracia, en un intento de analizar y poner en práctica condiciones técnicas claras para la elección de Nicaragua ”, explicó.

Este informe, presentado el martes, propone a la comunidad internacional que «debe exigir la cancelación» de las elecciones «y pedir la realización de un nuevo proceso electoral».

El funcionario repite el discurso de «colonialismo»

El nuevo representante permanente de Nicaragua ante la OEA, Arturo McFields Yescas, aseguró este miércoles en un diálogo previo a la 51 Asamblea General que su país vive una jornada electoral «en libertad y sin chantaje».

McFields defendió las elecciones del domingo pasado. El funcionario pidió la palabra en medio de un diálogo entre miembros y observadores de la OEA, ya que varias representaciones, entre ellas España, Holanda, Reino Unido, Suiza e Italia, criticaron las elecciones del domingo calificándolas de «antidemocráticas». , además de pedir la liberación de los políticos presos en Nicaragua.

Johannes Matyassy, ​​subsecretario de Estado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Suiza, aseguró que este país «sigue con gran preocupación el hecho de que las elecciones legislativas celebradas el 7 de noviembre en Nicaragua no cumplieron con los estándares internacionales para ser consideradas elecciones democráticas». .

Silveria Elfrieda Jacobs, primera ministra de Saint-Martin, Holanda, afirmó que «la opresión de la sociedad civil y los medios independientes, la represión de la oposición política antes de las elecciones que llevaron a elecciones antidemocráticas el domingo pasado, son motivo de gran preocupación».

Asimismo, yoLa representante de Italia, Marina Sereni, viceministra de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, apoyó “plenamente” una declaración reciente de la Unión Europea en la que consideró los votos “ilegítimos” y pidió una solución pacífica a la crisis.

Juan Fernández Trigo, secretario de Estado español para Iberoamérica dijo que su país «no reconoce los resultados de unas elecciones que carecen de garantías y legitimidad desde el momento en que son detenidos, ilegalizados y que se impide la participación de la oposición».

McFields defendió que Nicaragua había votado con “65% de participación y 75% de apoyo a la Gran Alianza Nicaragua Triunfa”, para otorgar un nuevo mandato a Ortega, quien gobierna el país desde 2007.

Indicó que tuvo que pedir «la cuestión de orden» durante la sesión del miércoles para intervenir aguas arriba «porque el proceso electoral y los resultados de las elecciones han sido cuestionados». Siguiendo el escenario de la pareja presidencial, aseguró que la Asamblea General de la OEA debe «mirar al futuro y no al pasado del colonialismo» y recordó que en Nicaragua «los nicaragüenses votan libremente, sin sanciones ni chantajes».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *