Unops y Salud firman convenios para abastecimiento de hospitales de covid - Prensa Libre

Unops y Salud firman convenios para abastecimiento de hospitales de covid – Prensa Libre

La ley de emergencia nacional para la atención de la pandemia Covid-19 enumera 39 artículos. Todos esperan que en los próximos tres meses, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) pueda responder a la crisis.

Entre algunos de los problemas actuales destaca un Plan Nacional de Vacunación que se inició el pasado mes de febrero, y que según los inspectores de salud ha priorizado las comunidades urbanas, olvidándose de las provincias.

Otro problema es el colapso de la red hospitalaria. Los hospitales están abarrotados de medicamentos y quienes todavía tienen provisiones en sus almacenes no tienen el personal médico para hacerse cargo del tratamiento.

Los diputados con la aprobación del Decreto 11-2021 esperan que la crisis se alivie en los próximos meses, ya que ofrecen mayores facilidades de compra y contratación al MSPAS y al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

Será el Ministerio de Salud quien tomará la nueva ley como punta de lanza en una respuesta frontal a la pandemia, un ministerio que fue abandonado por Amelia Flores y que ha tomado en su lugar el Dr. Francisco Coma, quien hasta hace unos días estaba el viceministro de hospitales.

Trabajando con la ONU

El Seguro Social trabajó con la Oficina de Servicios para Proyectos de Naciones Unidas (Unops) en la lucha contra la pandemia, lo que resultó en un ahorro de al menos Q100 millones en la compra de medicamentos y suministros fuera de Guatemala.

La nueva ley le dice al MSPAS en su artículo 4 que «debe negociar acuerdos con las agencias del sistema de Naciones Unidas para realizar sus adquisiciones», donde Unops podría ser la alternativa más cercana por la experiencia que ya tiene con el IGSS. en la lucha contra el covid19.

Andrea Calvaruso, directora de Unops para Guatemala, dice que están dispuestos a trabajar por el bien común, por lo que están dispuestos a aceptar cualquier tipo de convenio laboral que pueda interesar al Ministerio de Salud.

“Somos una agencia del sistema de Naciones Unidas que es una representación de países y estamos aquí para apoyar a los países, claramente con mucho entusiasmo, veremos cómo podemos ayudar. Tenemos convenios de colaboración con el IGSS pero no con el MSPAS, con la Seguridad Social hemos ayudado a tener suministro de medicamentos para el tratamiento de covid, material de protección personal, insumos y ahora estamos construyendo hospitales modulares explicó Calvaruso.

Esta unión de fuerzas podría ayudar a los hospitales nacionales a tener suficientes medicamentos, pero existe otra metodología que también podría ser útil según la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa) y que es continuar con la aplicación del módulo de compra sugerida.

Compras estratégicas

Si bien el Pleno del Congreso no aprobó una enmienda para transparentar el gasto de los recursos públicos que se utilizarán en esta ley temporal, eso no significa que una de las herramientas utilizadas por el MSPAS quede fuera.

Al menos esta es la lectura de Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de Fundesa, institución que en 2016 ofreció al MSPAS una herramienta denominada Módulo de Compra Sugerida, un sistema informático que permite compras estratégicas en hospitales.

Actualmente este método ya se aplica en 45 centros de salud, se irá implementando paulatinamente en todos los hospitales luego de un convenio gubernamental emitido en 2019.

La enmienda rechazada tenía como objetivo dar acceso público a todos los ciudadanos a las compras para llenar los almacenes de los hospitales, aunque la mayoría de los diputados dijo que no a esta contribución de transparencia.

Pero Zapata dice que se seguirá utilizando la metodología, señalando que a lo largo de los años de uso de esta herramienta, le ha ahorrado al estado de Guatemala una cantidad considerable de dinero al realizar compras con más de ‘para analizar’.

“Fue transformador. Les diría que primero, generó ahorros para el sistema de salud de casi 350 millones de Q al mejorar la eficiencia de los inventarios, redujo en un 25% los días en cama por paciente, lo cual es que genera más capacidad por lo que que los hospitales puedan atender a más personas y eso ayuda a visualizar qué unidades hospitalarias están comprando a diferentes precios, lo que ayuda a asegurar la transparencia del proceso ”, afirmó.

El sistema es responsable de responder a qué medicamentos se consumen más rápido y cuáles no, cuánto tiempo han estado en el depósito ciertos medicamentos y, en base a esos datos, sugerir cuántos suministros comprar.

Pero la contratación de más médicos y pacientes también debe ir de la mano, a criterio de Marvin Flores de Acción Ciudadana, este aporte no servirá de nada si no hay expertos que apliquen estos medicamentos.

“Sí, eso debería ser útil, pero dependerá mucho de los hilos. No es solo una cuestión de medicamentos, es una cuestión de suministros hospitalarios, es también una cuestión de contratación de recursos humanos, personal capaz de hacerse cargo en primera línea; médicos y enfermeras, por ejemplo, para comenzar a ayudar en esta crisis. Los profesionales de la salud han dicho que la crisis podría ser más grave de lo que es ahora ”, argumentó.

Lea también: ¿Se reflejarán las fallas de Allan Rodríguez en el control del Congreso?

Tiene dudas

Aunque los líderes del bloque del Congreso afinaron el proyecto de ley el fin de semana pasado, durante la sesión plenaria donde se discutió un aluvión de enmiendas, complicó su discusión.

Algunas fueron rechazadas pero otras aprobadas, sin apoyo técnico para su eventual eficiencia o inversión, ya que algunas de estas modificaciones requerirán ejecución presupuestaria.

Así lo ve la diputada Lucrecia Hernández Mack, integrante del Movimiento Semilla y exministra de Salud, quien teme que la ley complique las tareas de la cartera de saneamiento por todo este intercambio de ideas de última hora.

En opinión de Mack, incluso el módulo de compra sugerido no es el mejor punto de referencia para combatir una pandemia, ya que este sistema genera compras basadas en predicciones, pero con covid-19 los escenarios cambian abruptamente.

«La herramienta puede sugerir cuándo y cuánto comprar, si el medicamento tiene una rotación alta, media o baja, ya que no es la mejor herramienta para los medicamentos utilizados en una pandemia, ya que los datos dependen de la» vaga «varía, es No es la mejor herramienta. Si ayuda a que sea transparente pero no para compras de emergencia ”, dijo el MP.

El diputado tiene claro que esta nueva ley no dará una solución sustantiva, incluso el reglamento hará poco o nada si no va de la mano de las medidas de contención que debe venir del Ejecutivo que lanza su tercer ministro de Salud. .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *