El mayor desastre lo provoca la ignorancia - Prensa Libre

Vacunación, contención y atención al paciente – Prensa Libre

Desde hace meses es urgente hacer 3 cosas con la pandemia: acelerar la vacunación, imponer drásticas medidas de contención, reducir la transmisión del virus y detener la escalada de casos, y fortalecer la capacidad de respuesta de la red de servicios de salud. brindar atención a la población que se enferma. El problema no es solo la escalada actual de casos; El virus SARS CoV-2 llegó para quedarse, mientras que aquí continúa actuando de forma temporal y tardía. Cuanto más tardemos en vacunar y más se transmite el virus de persona a persona, más probabilidades hay de que mute. Además, todavía existe la probabilidad de que se convierta en algo más transmisible y mortal.

De los tres tipos de medidas, la vacunación es la que ha progresado, aunque solo por el empuje y la presión de la sociedad, y gracias a las donaciones de países amigos, como Estados Unidos. Solo con las entregas del Sputnik, con un presunto contrato renegociado tan opaco como el primero, no salimos adelante. ¿Qué pasó con el supuesto contrato con Astra Zeneca que anunció el presidente hace unas semanas? ¿Cuándo llega esta vacuna? ¿En qué condiciones y a qué precio? ¿Serán tan amables con ellos como con los rusos?

Por otro lado, el problema no es solo tener la vacuna. La estrategia de vacunación debe ser reforzada con más personal, diversificada en sus métodos de intervención y adaptada a la enorme heterogeneidad y asimetrías en las que evoluciona la población guatemalteca. Debe tener una adecuada estrategia de información, comunicación y diálogo político y tener un enfoque comunitario, sobre la legitimidad local de los funcionarios, líderes y autoridades de salud que las personas reconozcan como tales.

Si continuamos con el enfoque de la inmunización centrado en las capitales, no se cumplirá el objetivo de vacunar a la población de 18 años o más antes de fin de año. Recuerde que es necesario llegar al mínimo del 70% de la población total, solo con 18 años y más no llegamos, debido a la estructura demográfica del país. Cubrir a los adultos en todo el país es un objetivo intermedio, que debería ceder el paso en 2022 para cubrir incluso a los niños de 12 años y más, para quienes ya existe una vacuna autorizada. Quienes creen que la inmunidad de la población será suficiente en la Ciudad de Guatemala y el departamento olvidan que el virus no usa pasaportes o no reconoce fronteras distintas a las de inmunidad vacunal. (Y si tardamos demasiado, puede que ni siquiera sea eso).

En cuanto a las medidas de contención, han tardado tanto en hacer algo que solo con este tipo de medidas se puede detener la escalada actual. La vacunación por sí sola no es suficiente en este momento. Si se va a hacer este gran sacrificio, debe valer la pena y estar bien hecho. El estado de calamidad que firmó el presidente fue de muy poca utilidad; ¡por eso es bueno que no haya sido aprobado! Pero lo que se necesita es un Estado de Calamidad que permita las medidas de contención necesarias durante el tiempo que sea necesario para detener la escalada, y que al mismo tiempo brinde un apoyo económico adecuado a la población.

Por último, pero no menos importante, es necesario crear los mecanismos específicos de compra y contratación que el MSPAS debe hacer de manera urgente, sin que esto se convierta en una piñata de corrupción. Esto implica un trabajo legislativo serio y dedicado con ONSEC, MINFIN, el Ejecutivo, MSPAS y el Contralor, que debería haberse realizado desde marzo de 2020, pero que ya no puede retrasarse. No podemos seguir pensando por el momento y con retraso; el fortalecimiento de la respuesta de salud pública y la atención médica no se puede seguir gestionando ya que esta situación está a punto de terminar.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.