Ortega premia la lealtad de los jefes policiales sancionados por violar la DD.  S.S.

Ortega premia la lealtad de los jefes policiales sancionados por violar la DD. S.S.

El presidente y jefe supremo de la Policía, Daniel Ortega, otorgó la Orden Rigoberto López Pérez a seis jefes de policía sancionados internacionalmente por violaciones de derechos humanos y las leyes constitucionales de los nicaragüenses, quienes -además- son fieles al FSLN ya los intereses del presidente y su séquito.

Los comisionados generales “premiados” por Ortega, durante el acto por el 42 aniversario de la Policía, fueron: Francisco Díaz Madriz, director de la institución; Ramón Avellán, subdirector; Justo Pastor Urbina, Jefe de la Dirección de Operaciones Especiales (DOEP); Luis Alberto Pérez Olivas, Jefe de la Dirección de Asistencia Jurídica (DAJ); Fidel Domínguez Álvarez, jefe de la delegación policial de León; y Juan Valle Valle, jefe de la brigada nacional de tránsito.

Según el acuerdo presidencial 163-2021, leído por la vicepresidenta y esposa del mandatario, Rosario Murillo, los jefes policiales habrían «defendido heroicamente» los intereses supremos del país y por ese «patriotismo» fueron el objeto. de «ataques de potencias extranjeras que interfieren en los asuntos internos de Nicaragua».

Lo que no dijeron Ortega y Murillo es que desde 2018, cuando comenzó una avalancha de protestas contra su régimen, los comisionados sancionados fueron los responsables de la masacre y represión de los ciudadanos que se fueron. 325 asesinados entre abril y septiembre de ese año, decenas de desaparecidos, miles de heridos, más de 1.600 presos políticos, de los cuales más de un centenar permanecen en prisión, y más de cien mil exiliados que huyen de la persecución política.

El sancionado y condecorado

El comisionado general Francisco Díaz, suegro de la pareja presidencial, encabeza la lista de premiados. En julio de 2018, el Director de Policía también fue sancionado por el Departamento de Estado de Estados Unidos, que destacó que era «responsable» de la represión policial contra manifestantes de rebelión cívica, así como de «ejecuciones extrajudiciales». Díaz «participó en graves violaciones de derechos humanos contra el pueblo nicaragüense», dijo en ese momento Estados Unidos.

En marzo de 2019, continuaron las sanciones de Estados Unidos con el Comisionado General Ramón avellán, por su participación en “abusos contra los derechos humanos, fraude electoral y corrupción”. Posteriormente, los comisarios generales fueron sancionados Luis Alberto Pérez Olivas, Justo Pastor Urbina, Juan Valle Valle y Fidel Domínguez.

Los seis comisarios condecorados por Ortega también fueron sancionado por la Unión Europea (UE) y canadiense. El comisionado general Díaz también fue sancionado por Suiza y el Reino Unido.

Las sanciones aprobadas por el Consejo Europeo, integrado por cancilleres de todos los países de la UE, «van dirigidas contra los responsables de graves violaciones a los derechos humanos en Nicaragua, y están diseñadas para no perjudicar a la población nicaragüense», dijo en su momento a Josep Borrell. . , Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad de la UE.

Alcance de las sanciones

Las sanciones de la comunidad internacional se aplicaron a título personal contra quienes creen que son responsables de graves violaciones a los derechos humanos en Nicaragua. Estas medidas incluyen, entre otras, el congelamiento de activos, la prohibición de transacciones, la denegación o revocación de visas y sanciones financieras.

Au total, il y a 31 responsables et opérateurs du régime sanctionnés par les États-Unis, et plus d’une demi-douzaine d’entre eux sont également sanctionnés par l’Union européenne et les gouvernements du Canada, de la Suisse et du Reino Unido.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos también ha sancionado a ocho empresas y empresas vinculadas a Ortega, así como a una entidad pública, que es la Policía Nacional, el principal brazo policial de la dictadura.

Ortega y Murillo se quejaron de las sanciones, pero el 10 de junio fue la primera vez que el Ejecutivo emitió un comunicado de prensa expresando su rechazo y «enérgica protesta» contra las sanciones impuestas, que calificó de «medidas ilegales, arbitrarias, coercitivas y unilaterales». Ciudadanos nicaragüenses. el único crimen es representar, muy alto, la dignidad y el heroísmo de nuestro pueblo ”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *